Señalan participación y transparencia en proceso electoral cubano

Señalan participación y transparencia en proceso electoral cubano La Habana, 17 jul . – Las elecciones en Cuba se caracterizan por la participación activa y masiva del pueblo, así como por la transparencia durante todo el proceso, afirmó hoy aquí Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional.

En entrevista con Prensa Latina, explicó que en el país caribeño todas las personas mayores de 16 años, facultadas legalmente, pueden ejercer su derecho al voto y elegir a quienes consideren con más méritos y valores morales para representar a sus conciudadanos.

Recientemente, el Consejo de Estado cubano convocó a comicios generales para elegir a los delegados a las asambleas municipales y provinciales del Poder Popular, y a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, único órgano con potestad constituyente y legislativa en el país.

En Cuba se realiza la convocatoria a elecciones generales cada cinco años, mientras cada dos años y medio se efectúan los comicios parciales, con total apego a lo establecido en la Ley Electoral de la nación, apuntó Balseiro.

De acuerdo con la funcionaria, como paso previo a las elecciones parciales, fijadas para el 21 de octubre próximo, se celebrarán en septiembre las asambleas de nominación de candidatos en las áreas vecinales, caracterizadas tradicionalmente por una participación popular masiva. A través de las circunscripciones -divisiones a nivel territorial, de cada una de las cuales emerge un delegado- se eligen los candidatos a las asambleas municipales -gobiernos locales-.

Esas propuestas, de conjunto con un proceso de selección realizado por parte de las organizaciones de masas, conforman la cantera de los delegados a las asambleas provinciales y diputados a la Asamblea Nacional, precisó.

Recordó que en las elecciones parciales celebradas en 2010 cerca de ocho millones y medio de cubanos tuvieron participación en los sufragios -de una población de poco más de 11 millones-, y se prevé que las próximas votaciones tengan un comportamiento similar.

La Comisión Electoral y todas las autoridades electorales, manifestó, han establecido un cronograma de trabajo que tiene el objetivo de transmitir a la población cómo se desarrollan todos los pasos vinculados con la cita en las urnas.

A diferencia de otros países, donde la celebración de comicios implica el despliegue de grandes sistemas de seguridad, en Cuba las urnas de votación son custodiadas por pioneros, manifestó.

Asimismo, resaltó que como parte de la transparencia de los sufragios, el escrutinio de los votos se realiza públicamente, delante de todo el pueblo, el cual ejerce el derecho a elegir a sus representantes de forma voluntaria y secreta.

Para Balseiro, uno de los rasgos más importantes del sistema electoral cubano es que las propuestas salen del pueblo, son las personas las que eligen a sus representantes, y esa selección no se realiza por medio de ningún partido político.

En ese sentido, destacó, es preciso ratificar que a nuestros candidatos los distinguen sus valores humanos, su prestigio como ciudadanos, sus condiciones personales, y es debido a esas características que el pueblo los nomina.(PL)