Irán controla el Golfo Pérsico, asegura jefe militar persa

Irán controla el Golfo Pérsico, asegura jefe militar persa Teherán, 15 jul.- Irán controla el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, aseguró hoy el contraalmirante Alí Fadavi, jefe de la Armada del Cuerpo de Guardianes de la República Islámica (CGRI).

El estallido de un conflicto en las aguas del Golfo Pérsico indicará la estupidez de las tropas occidentales, dijo el militar, quien estimó que Estados Unidos acude a las sanciones económicas contra su país porque ha sido disuadido de emprender acciones castrenses.

En una comunicación a las fuerzas bajo su mando, Fadavi subrayó que el conocimiento estadounidense de las capacidades militares iraníes es pobre y "no existen dudas de que el país ha modernizado e incrementado de manera dramática sus poderío coheteril".

El CGRI es una fuerza militar paralela a las tropas regulares y cuenta con su propia infantería, aviación, armada y artillería reactiva de corto, mediano y largo alcance.

"Si la arrogancia global hubiera sido capaz de lograr sus siniestros objetivos a través del militarismo, lo habrían hecho", subrayó el contralmirante, quien aludió a lo que calificó de "desagradables experiencias" estadounidenses en Irak y Afganistán y las más recientes agresiones del ejército israelí contra el Líbano.

Los dirigentes iraníes emplean la descripción "arrogancia global" para referirse a Estados Unidos y las restantes potencias occidentales.

Las formulaciones del contralmirante aluden a la tensión militar en el área tras la llegada al Golfo Pérsico de unidades navales estadounidenses y el acantonamiento de sus tropas en países árabes ribereños.

El pasado 1 de julio entró en vigor un grupo de sanciones económicas y financieras decretadas por Washington y sus aliados de la Unión Europea (UE) contra la República Islámica por su persistencia en el derecho al desarrollo de la tecnología nuclear con fines pacíficos.

Estados Unidos y la UE aseguran que Teherán pretende dotarse de armas nucleares, a pesar de que los dirigentes iraníes afirman que semejante propósito es contrario a las enseñanzas del Islam, la religión que da fundamento jurídico e institucional al país. (PL)