Trabajan por conservar áreas protegidas en el norte camagüeyano

Trabajan por conservar áreas protegidas en el norte camagüeyanoCamagüey, 17 mar.- En su categoría de refugio de fauna, el área Cayos Ballenatos y Manglares de la Bahía de Nuevitas, es una de las primeras 33 áreas protegidas aprobadas en el país, a la que distingue el humedal de Bocas Grandes y sus colonias de aves acuáticas, junto a la desembocadura del Río Saramaguacán.

También la rica zona camagüeyana sobresale por la Cayería los Ballenatos con su endémica Lagartija de Cresta y las Iguanas, y en general toda la rica fauna asociada a los diferentes ecosistemas costeros.

El área protegida se localiza en el interior de la bahía de Nuevitas, la segunda de bolsa más grande del país y se extiende desde la Ensenada del gremio, en la desembocadura del Río Saramaguacán hasta Punta Júcaro, y ocupa cerca de 7 mil hectáreas de las cuales sólo algo más de 600 son marinas.

La flora actual de este refugio la integran unas 130 especies, pertenecientes a más de 50 familias, de las cuales casi el 12 por ciento son endémicas, mientras la franja del manglar con un ancho promedio de dos kilómetros, esta considerado como uno de los mayores humedales del país.

Hoy, especialistas de Flora y Fauna en la provincia trabajan por eliminar en el área protegida modificaciones detectadas en la cuenca del río Saramaguacán, la insuficiente protección de la zona, y la carencia de información sobre los recursos naturales.

También son temas de interés de su plan operativo, la existencia de áreas degradadas por eventos naturales y el hombre, presencia de plagas y enfermedades forestales y predomino de intereses sectoriales en detrimento de los objetivos de conservación. (Raysa Mestril Gutiérrez/Radio Cadena Agramonte)