Tejidos ecológicos cubanos pueden reducir importaciones

Bayamo, 6 mar .- La economía cubana puede reducir sus importaciones, con mayor uso de sacos y tela arpillera, hechos de un tejido ecológico elaborado en esta ciudad, capital de la oriental provincia de Granma.
     
El ingeniero Rubén Barreto, director general de la empresa textil TEXORO, explicó a la AIN que la industria tiene capacidad para aportar más de 21 millones de metros cuadrados de tejido cada año, equivalentes a 12 millones de sacos, pero hasta ahora se aprovecha el 44 por ciento.
    
Agregó que el 90 por ciento de la producción está destinada al mercado internacional, para el sustento financiero; mas queda un amplio margen por explotar, lo cual es posible ahora porque desde mediados de 2008 tiene asegurado el suministro estable de materias primas, dijo.
    
Esos materiales básicos (yute y aceite vegetal), precisó, son importados y se ubican en la fábrica a consignación, algo que garantiza el relevo continuo de lo gastado.
    
Según Barreto, la economía cubana requiere cada año 50 millones de sacos, y debe incrementar el empleo de los confeccionados aquí, porque se hacen con fibras naturales, absorben la humedad y no dañan los productos envasados.
   
Además, tienen probada y larga duración, debido a su resistencia, lo cual significa un real abaratamiento del costo inicial, señaló.
     
Dijo que los sacos de TEXORO resultan muy útiles para el embalaje de azúcar, café, arroz y demás granos, viandas, carbón y otras producciones, en tanto la tela arpillera es necesaria en instalaciones porcinas, avícolas y del tabaco.
     
La industria, que también fabrica frazadas para limpiar pisos, tiene casi 42 años de labor; admirable conservación de su tecnología original (de procedencia europea); 56 mil metros cuadrados de área techada, y más de 600 trabajadores.(AIN)