Califica Siria de acto de hostilidad llamamientos a armar la oposición

Califica Siria de acto de hostilidad llamamientos a armar la oposiciónDamasco, 1 mar .- Siria calificó de un acto de abierta hostilidad los llamamientos por algunos gobiernos de armar a la oposición, al tiempo que reclamó a la ONU una aclaración sobre la naturaleza de la propuesta misión de Kofi Annan.

En rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Yihad Makdisi, enfatizó que las autoridades de Damasco responsabilizan a los gobiernos que hacen tales declaraciones "pues esas armas están destinadas a grupos terroristas que rechazan el diálogo político".

En particular, el vocero señaló al primer ministro y canciller de Catar como "el ejemplo más claro" de semejantes pronunciamientos, al tiempo que recordó que Siria desde el inicio de la crisis denunció la existencia de un suministro de pertrechos bélicos a grupos opositores extremistas internos, así como la infiltración de individuos armados extranjeros.

Una fuente bien informada dijo a Prensa Latina que en los últimos días de una operación contra la violencia armada y terrorista en Homs las fuerzas sirias capturaron a franceses y británicos que asesoraban y apoyaban a las bandas armadas.

Con anterioridad trascendió el arresto de tres oficiales cataríes y el de 49 efectivos y agentes de seguridad turcos.

Makdisi reiteró que existe un mecanismo que rige la labor humanitaria en Siria, y si hay gobiernos interesados en ayudar o enviar ayuda humanitaria, lo deben hacer cumpliendo tales normas o a través de organizaciones humanitarias, entre ellas la Media Luna Roja Siria "o los organismos en los que confiamos", acentuó.

Refirió también que la Media Luna Roja siria en cooperación con la Cruz Roja Internacional intentó en tres ocasiones evacuar a los periodistas, a los heridos y a los cadáveres de Baba Amr, Homs, pero se lo impidieron los grupos armados terroristas, recalcó.

El vocero confirmó que efectivamente hay infiltraciones de periodistas desde el Líbano, lo cual refuerza las sospechas de las autoridades sirias sobre las actividades de estos y el interés con que entran.

Makdisi aclaró que si un reportero, que haya entrado legal o clandestinamente en el país, requiriera atención médica, el Estado se la brindaría en ambos casos, pero si penetró de manera ilegal, entonces sería deportado de conformidad de la ley.

Respecto a informaciones difundidas por medios de difusión extranjeros sobre la presunta salida de Siria de dirigentes de la organización palestina Hamas, Makdisi dijo que el gobierno no tenía información al respecto.

Si Hamas decide abandonar o permanecer en Siria, no es una carta en manos de Damasco, por el contrario Siria es una carta en manos de la resistencia palestina y seguirá apoyando la lucha de ese pueblo y de sus organizaciones hasta la recuperación de su tierra y obtener sus legítimos derechos.

Makdisi dijo que su gobierno pedirá precisiones sobre la designación del ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan como enviado especial a Siria de la organización internacional y la Liga Arabe.(PL)