Desalojan autoridades estadounidenses a indignados de Baltimore

Desalojan autoridades estadounidenses a indignados de Baltimore Washington, 13 dic .- Un campamento del grupo Ocupemos Baltimore, instalado hace más de dos meses, fue desalojado hoy por autoridades de esa ciudad estadounidense en una operación sin incidentes.

Al menos 40 personas fueron trasladadas del Parque McKeldin, donde habían establecido su base 10 semanas atrás, en protesta contra la desigualdad existente en este país norteño y en demanda de políticas en favor de la población afectada por la crisis económica.

Según indicaron algunos de los manifestantes el allanamiento del campamento los hará pasar a una segunda fase: apostarse a la entrada de viviendas vacías en la ciudad.

Lo ocurrido en Baltimore se suma a decenas de acciones similares realizadas por la policía en las últimas semanas en diferentes regiones donde los indignados armaron carpas para organizar desde allí sus programas anti Wall Street.

El movimiento, extendido por todo el territorio de la Unión, prepara cada día actividades diversas para llamar la atención sobre sus demandas por un sistema justo y mayores impuestos para el uno por ciento de la población, que acapara las riquezas.

Parte del cronograma incluyó el bloqueo de los principales puertos de la costa oeste, la víspera, lo cual no duró mucho, pero logró el objetivo de obstaculizar las operaciones de las grandes compañías.

Terminales marítimas de Los Ángeles, San Diego, Seattle y Alaska, así como una en Vancouver, Canadá, fueron algunas de las instalaciones donde los ocupantes interrumpieron las labores con sus exigencias de políticas favorables al 99 por ciento de la población y por mayor generación de empleos.

Para esta semana planean un plantón en California destinado a expresarse contra las deportaciones de indocumentados, causantes de la separación de cientos de familias en todo Estados Unidos.

Algunas de las marchas pacíficas de los indignados han sido reprimidas por las autoridades con violencia excesiva, incluidos golpes y uso de gas pimienta.

Durante las manifestaciones más de cuatro mil personas fueron arrestadas y algunas heridas, entre ellas una mujer embarazada que perdió su bebé días después de haber sido golpeada por un policía. (PL)