Cubanos a Salón de la fama de atletismo caribeño

Los cubanos Ioamnet Quintero, Yoel García y Aliecer Urrutia ingresarán al Salón de la Fama del atletismo centroamericano y caribeño el 18 de diciembre en La Habana, informó hoy aquí la Confederación regional. Quintero, García y Urrutia, medallistas olímpicos y mundiales, recibirán la congratulación en la capital cubana el próximo domingo por intermedio del puertorriqueño Víctor López, presidente de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo (CACAC).

La saltadora de altura se encumbró en el Campeonato Mundial de Stuttgar, Alemania-1993, donde conquistó el primer galardón para su país en la historia de estos certámenes al aire libre.

En la ciudad germana Quintero voló la varilla sobre los 1.99 metros para aventajar a su compatriota Silvia Costa, segunda.

El dominio de la especialidad por los cubanos en esa lid se completó con el título del astro Javier Sotomayor, quien pasó los 2.40 metros, inalcanzables para sus rivales.

Ese propio año Quintero consiguió sus mejores marcas (2.00 al aire libre) y 2.01 bajo techo, esta última vigente aún como récord centrocaribeño en pista cubierta. En su carrera de más de 15 años participó en tres Juegos Olímpicos y su mejor resultado fue el bronce en Barcelona-1992.

Asimismo sumó la victoria en la Copa del Mundo de La Habana-1992 y dos oros en Juegos Panamericanos (La Habana-1991 y Mar del Plata-1995).

Por su parte, Urrutia y García destacan por sus excelentes desempeños en la especialidad de triple salto.

Urrutia acaparó desde el 1 de marzo de 1997 el récord mundial bajo techo con 17.83 metros, hasta que ese propio mes de 2010 el francés Teddy Tamgho saltó 17.90.

En esa campaña secundó a su compatriota García en el Mundial de pista cubierta en París y en el verano logró bronce en el Mundial al aire libre en Atenas, donde se impuso su coterráneo Yoelbi Quesada, con récord nacional de 17.85.

Su palmarés incluye además medalla de la plata en la Universiada Mundial de Sicilia-1997 y el mismo color al inicio de su carrera aun como juvenil en el campeonato centrocaribeño de Cali-1993.

García, mientras tanto, se ganó el derecho de entrar al salón de los inmortales luego de una magnífica trayectoria deportiva, en la que sobresale el segundo puesto en los Juegos Olímpicos de Sydney-2000, que señala el mejor resultado de un triplista cubano en esas lides.

A su presea olímpica García añadió el oro en el mundial bajo techo de París-1997, año en que alcanzó su mejor marca (17.62), en Sindelfingen el mismo día del tope mundial de Urrutia.

Los destacados saltadores cubanos se unirán a otro grupo de 21 compatriotas ya exaltados al Salón de la Fama del atletismo centrocaribeño, entre quienes destacan Javier Sotomayor, Ana Fidelia Quirot, Silvio Leonard, Alberto Juantorena y Enrique Figuerola.

Desde la primera ceremonia en 2003, más de 50 personalidades de 11 países han recibido tan prestigioso reconocimiento, reservado a los medallistas olímpicos y mundiales ya retirados de la región.