Condena Nicaragua políticas de agresión imperialista

Condena Nicaragua políticas de agresión imperialista Nicaragua, 27 sep .- Nicaragua condenó hoy el empleo de la guerra como medio para solucionar conflictos a la luz de la agresión imperialista a Libia, demandó el reconocimiento del Estado de Palestina y el fin del bloqueo a Cuba.

El canciller Samuel Santos colocó las posiciones de su país en los debates del 66 período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Medios de prensa de esta nación centroamericana ofrecen amplias reseñas sobre la intervención del diplomático, quien calificó de "burda y vergonzosa" la manipulación que hicieron las grandes potencias de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de ONU acerca del caso de Libia.

Con ese pretexto, los integrantes de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) llevan a cabo una guerra de carácter ilegal, expresión de "la necesidad patológica que tienen ciertos Estados de querer someter a toda costa los pueblos del mundo", aseveró.

Los bombardeos a Liba constituyen el más reciente ejemplo de cómo se atenta contra la soberanía de un miembro de la Organización de las Naciones Unidas, violentando la Carta de las Naciones Unidas, sostuvo el ministro.

No podemos permitir que este nuevo modelo de agresión imperialista se imponga y se continúe agrediendo a nuestros pueblos; con injerencia e intervención no se resolverán las crisis, solo el dialogo y la negociación, permitirán las soluciones, subrayó.

Santos calificó de "inaceptable política de los dobles raseros se ha convertido en una constante de aquellas potencias con claros propósitos hegemónicos".

La doble moral es patente: seis décadas de conflicto y se le quiere negar al pueblo palestino el derecho a un Estado cuando hace apenas 10 días con inédito apresuramiento y esta Asamblea General reconoció a un consejo de transición que aún no ha constituido gobierno en Libia, contrastó el canciller.

Nicaragua, dijo, ratifica ante esta Asamblea General su reconocimiento al Estado Palestino, en sus fronteras de 1967 y con Jerusalén Oriental como su capital y hace un llamado a que, aquí y ahora, se proclame a Palestina como el estado miembro 194 de la ONU. Junto al derecho palestino se encuentra la existencia del Estado de Israel, la que reconocemos jurídica y políticamente, que existan ambos Estados y que sus pueblos puedan vivir en paz y trabajando para su propio beneficio y desarrollo, es el clamor universal, recordó el político.

Santos también destacó el sistemático incumplimiento de las resoluciones adoptadas por la Asamblea General de ONU en relación con la exigencia de poner fin al bloqueo económico del gobierno de Estados Unidos a Cuba.

A pesar de las expectativas, los hechos confirman que nada ha cambiado, "las sanciones contra Cuba permanecen intactas y se aplican con todo el rigor", recordó el alto funcionario.

El criminal bloqueo, señaló, viola el Derecho Internacional, es contrario a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y constituye una transgresión al derecho a la paz, el desarrollo y la seguridad de un Estado soberano.

Es, en su esencia y objetivos, un acto de agresión unilateral y una amenaza permanente contra la estabilidad de un país, estimó.

Pese al "criminal bloqueo", Cuba "es cada día más solidaria, más fraterna, y más hermana de todos los pueblos del mundo; su ejército de batas blancas y de educadores es cada día más numeroso y solidario", destacó.

También el titular de Relaciones Exteriores señaló que Nicaragua se une al clamor internacional "de que cese la injusticia cometida contra los cincos héroes cubanos que este 12 de septiembre cumplieron 13 años de prisión injusta por alertar a su pueblo de actividades de organizaciones terroristas." (PL)