Cita sobre seguridad analizará estatus de repúblicas caucásicas

Moscú, 5 sep – La situación y el futuro estatus de las repúblicas rebeldes de Abjasia y Osetia del Sur centran hoy en esta capital la agenda del consejo de Jefes de Estado de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).Una nota del secretariado del esquema regional indica que Rusia y Belarús presentaron al resto de los miembros el programa de la reunión, la cual acontece en medio de las secuelas provocadas por la agresión de Georgia al territorio oseta, el 8 de agosto pasado.

Según una fuente de la organización, citada por la agencia Interfax, la parte rusa informará a sus aliados sobre los pasos ulteriores respecto a los vínculos con Osetia del Sur y Abjasia.

A la sazón del encuentro de cancilleres de la OTSC, celebrado ayer en Moscú, el ministro de Relaciones Exteriores de Belarús, Serguei Martynov, responsabilizó a Georgia por las tensiones en el Cáucaso.

La tensa situación en torno a Osetia del Sur –subrayó- fue provocada por el uso de la fuerza militar por parte de Tiflis y advirtió que tendrá consecuencias internacionales a largo plazo.

Rusia reconoció la independencia de Sujumi y Tsinvalí el pasado 26 de agosto y, según el presidente Dmitri Medvédev, evitó un genocidio contra la población oseta.

Los jefes de Estado de Rusia, Belarús, Armenia, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán definirán en Moscú las líneas fundamentales de la política de la OTSC en relación con las repúblicas separatistas.

De hecho, el Kremlin llevó a cabo intensas consultas en los últimos días a nivel de secretarios de seguridad y de cancilleres del grupo de concertación regional con la mira puesta en una “posición común” entre los aliados de las antiguas repúblicas soviéticas.

Analistas del Centro de Coyuntura Política de Rusia sostienen que en caso de un acuerdo colectivo –lo cual parece más probable- Moscú estaría dispuesta a ampliar la ayuda técnico-militar a los miembros de la OTSC.

No excluyen, asimismo, un análisis sobre la creación de estructuras alternativas a Naciones Unidas y la Organización de Seguridad y Cooperación de Europa para apoyar la paz en el espacio postsoviético.(PL)