Banca cubana otorga créditos a más de 13 mil agricultores

Banca cubana otorga créditos a más de 13 mil agricultoresLa Habana, 11 jul.- La Banca cubana otorgó créditos a más de 13 mil beneficiados con la entrega de tierras ociosas en usufructo, con vistas a potenciar las producciones agropecuarias. Ileana Estévez, presidenta del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC), explicó a la prensa que, aunque las cifras varían, desde hace años se aplica la medida, pero “el reto ahora es mayor”, en medio de la actualización del modelo económico cubano.

En declaraciones al diario Juventud Rebelde, explicó que para el otorgamiento de créditos a los favorecidos con la Ley 259, es fundamental toda la documentación legal que acredita al usufructo, y precisó que el préstamo no está en correspondencia con lo que necesita, sino con los ingresos que sea capaz de generar.

Al respecto, agregó que el crédito agropecuario es la actividad más riesgosa que puede asumir una entidad financiera, debido a los peligros asociados al clima, a las plagas y enfermedades.

En la entrevista, la funcionaria acotó que muchos productores disponen hoy de varios financiamientos, de acuerdo con sus cultivos, tanto para cubrir el ciclo natural de estos como para inversiones.

Sobre la cuantía del préstamo, la presidenta de BANDEC subrayó que el mínimo para una actividad productiva se determina según la cantidad solicitada por el usufructuario, y el máximo lo establece el banco, de acuerdo con lo que esa persona pueda devolverle en un plazo razonable.

Como una medida de estímulo, se decidió que los créditos otorgados durante los dos primeros años del usufructo a las personas naturales devengarán las tasas mínimas de interés, en rango fijado por el Banco Central de Cuba.

Estévez añadió que la principal garantía para acceder a los préstamos radica en el valor de la producción futura, en la legalidad de los documentos y los compromisos contraídos; y en el caso de alguna afectación, en la indemnización que paga el Seguro Estatal por esta.

Respecto a los plazos para aprobarse el crédito, la directiva informó que pueden tardar entre una semana y 21 días después de la inspección a las fincas por especialistas, para corroborar si realmente la tierra rinde lo que aseguran sus productores.

Las políticas crediticias para estos son una tradición que se remonta a los mismos inicios de la Ley de Reforma Agraria, recordó la entrevistada.

Los bancos cubanos tienen la alta responsabilidad de contribuir al despliegue definitivo de la agricultura cubana y por tanto a la soberanía alimentaria, que se ha constituido en un asunto de seguridad nacional, concluyó la funcionaria. (AIN)