Tienden nuevo puente musical jóvenes de Cuba y EE.UU.

Santiago de Cuba, 16 may.- Dos formas de ver la música coincidieron en la Sala Dolores, de esta ciudad, donde estudiantes del conservatorio Esteban Salas y del Berklee College of Music, de Boston, compartieron experiencias en un concierto taller.

El escenario santiaguero fue testigo del ímpetu, las ganas de hacer, calidad y talento de los noveles intérpretes, en un riguroso repertorio desde lo tradicional -por los cubanos- hasta las más novedosas sonoridades, por los del colegio norteamericano, provenientes de ordenadores.

La apertura corrió a la cuenta de los estudiantes del conservatorio de la urbe oriental, con “Cecilia Valdés”, de Gonzalo Roig, e hicieron vibrar los cimientos del añejo coliseo y retener la respiración de los asistentes, quienes siguieron atentamente cada uno de los compases.

En esta línea, los santiagueros sacaron a sus instrumentos los acordes de un popurrí de temas de las trova tradicional, y par de piezas de Ernesto Burgos: Livasón y Med Lery, en ese orden.

Los alumnos de la academia ubicada en Massachusetts, Estados Unidos, dieron un giro de 180 grados a la tónica interpretativa, al hacer gala de su dominio de las nuevas tecnologías, con interesantes propuestas que combinan la música electrónica con las notas sacadas de instrumentos en vivo.

Así, captó la atención el trabajo realizado por el dúo compuesto por Dion Tan, a cargo de los sonidos del ordenador, y Shei Rose, de impresionante voz y excelente desempeño escénico.

Din Carper armonizó las notas de su chelo con un background rock, que transmitió la enrome fuerza y energía de su pieza titulada “Mutatis Mutandi”, muy cercana al trabajo de la agrupación Apocalíptica, de reconocido prestigio internacional por llevar temas emblemáticos del trash metal, de Metallica, a la dinámica de un cuarteto de chelos.

A modo de reconocimiento por la labor que desarrolla este grupo de jóvenes, los integrantes del Berklee Interarts Ensamble recibieron el Premio Internacional Cubadisco por su doble álbum Mtcd:10 Music Tenchology Division Production Project.

Del intercambio entre estas dos maneras de ver la música, salimos mejores artistas, con ideas nuevas y más ganas de conocer propuestas que no tenemos a la mano en nuestro país, señalaron varios de los integrantes del “Berklee”.

Las andanzas por Cuba de estos jóvenes músicos norteamericanos, distan mucho de terminar, aún tienen por delante el encuentro en La Habana con el Laboratorio Nacional de Música Electroacústica y un concierto en el Museo Nacional de Bellas Artes, a finales de este mes.

De seguro, esta visita a la Isla marcará sus maneras de pensar y hacer la música, lo visto en Santiago de Cuba a propósito de la XV Feria Internacional Cubadisco 2011 les quedará como una gran experiencia.(AIN)