Ucrania debe pagar gas a precio europeo, reitera Medvedev

Ucrania debe pagar gas a precio europeo, reitera MedvedevMoscú, 10 ene .- El presidente Dmitri Medvedev insistió hoy en que Ucrania debe pagar el mismo precio de los países de la Unión Europea (UE) por el gas importado desde la Federación de Rusia.

Los ucranianos deben pagar lo mismo que los europeos, aseguró en una reunión con el director ejecutivo del monopolio estatal Gazprom, Alexei Miller.

Medvedev consideró lo más adecuado un modelo financiero basado en reguladores universales, según informó el noticiario Vremia del Primer canal de televisión.

Al referirse nuevamente a la aplicación de la tarifa europea para Kiev, advirtió que es la única manera de garantizar la competitividad de la economía y la estabilidad del sistema político de esa república ex soviética.

Cuando Rusia vendía el pasado año el hidrocarburo a Ucrania a 179,5 dólares por cada mil metros cúbicos, los consumidores de ese país lo pagaban a un precio casi doble de 320 dólares, subrayó.

El jefe del Kremlin expresó que este margen quedaba en el bolsillo de ciertas estructuras desconocidas y que, probablemente, encarnan intereses corruptos.

Es muy posible que el dinero proveniente de esas transacciones se haya utilizado para lograr objetivos políticos o resolver problemas personales, algo muy deplorable, dijo.

El portavoz del consorcio energético, Serguei Kuprianov, por su parte, sostuvo que la importadora ucraniana, Naftogaz, tendrá que cotizar en 2009 cada mil metros cúbicos recibidos desde Rusia a 470 dólares.

Ese es el precio que cobraremos en el primer trimestre de 2009 a los estados de Europa del Este limítrofes con Ucrania, precisó.

Kiev adeuda a Moscú una multa por impagos del carburante consumido a finales de 2008 cercana a los 600 millones de dólares, y rechazó pagar entre enero y marzo el precio de 250 dólares por cada mil metros cúbicos importados.

Estas dos condiciones resultaban imprescindibles para firmar antes del primero de enero de 2009 un contrato que aún sigue pendiente.

En tales circunstancias, Moscú interrumpió el primero de enero las entregas del hidrocarburo a Ucrania, pero mantuvo a plena capacidad el despacho hacia Europa por esa ruta.

Para compensar el déficit, el gobierno y las empresas de la vecina república ex soviética aplicaron mecanismos calificados por Moscú de ilegales para apropiarse del energético destinado a la UE, por lo que interrumpió el flujo hacia ese destino por la vía ucraniana.(PL)