Giselle en Montreal, ovacionado el Ballet Nacional de Cuba

Giselle en Montreal, ovacionado el Ballet Nacional de CubaMontreal, 21 feb .- El Ballet Nacional de Cuba (BNC) reinó aquí con su versión de Giselle en el Teatro Place des Arts, cuyas más de cuatro mil localidades resultaron insuficientes para un público que se entregó en cuerpo y alma.

Coreografía de Alicia Alonso sobre la original de Coralli-Perrot, la puesta en escena de la compañía que dirige se une a los festejos por los 170 años del estreno de esa obra cumbre del romanticismo y el bicentenario del natalicio del poeta francés Téofilo Gautier (1811-1872), uno de sus libretistas.

En el programa inaugural brilló la primera bailarina Anette Delgado con su técnica poderosa, precisa, secundada por Dani Hernández como el príncipe Albrecht, un duque de Silesia solícito y equilibrado como corresponde al partenaire de una pieza concebida para el esplendor de la bailarina, según los cánones románticos.

El auditorio los premió con un aplauso sin fisuras, cerrado, continuo, prodigado también al cuerpo de baile, impecable en su dominio danzario y realzado por Sadaise Arencibia como la reina de las willis. Una Myrtha hierática, de gran virtuosismo técnico, fiel a las demandas del personaje.

La sala Wilfrid Pelletier del teatro vibró, con los espectadores puestos de pie, cuando Alicia Alonso salió, al final, al escenario. Los aplausos subieron en un "crescendo" infinito, en homenaje a su trayectoria y aportes al BNC y, en especial, a un ballet que es parte de su leyenda personal y emblema de la escuela cubana.

Para las próximas presentaciones de la compañía en Montreal, encabezadas por las primeras figuras Viengsay Valdés, Elier Bourzac, Sadaise Arencibia y Alejandro Virrelles, las localidades están agotadas.(PL)