El reto es renovar la economía y mantener las conquistas socialistas

El reto es renovar la economía y mantener las conquistas socialistasLos santacruceños como el resto de los cubanos, hemos seguido muy de cerca las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde se ha estado debatiendo por parte de los diputados y delegados, el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social, un plan concebido para renovar algunas cuestiones inherentes a la economía y el modo de vida de los cubanos.

Gracias al Canal Cubavisión, que ha ido transmitiendo las discusiones en cada jornada de trabajo, hemos podido mantenernos al tanto de las discusiones y los planteamientos de cada representante territorial, donde en algunos casos, se han expuesto nuevas ideas que pueden enriquecer cada acápite de los 291 incisos que tiene el proyecto.

En otros casos, los diputados han planteado que se modifiquen  o enfoquen de forma diferente algunos de los apartados, para lograr un mejor resultado a la hora de poner en práctica esta nueva estrategia socioeconómica.

Porque hoy los santacruceños, como parte de este pueblo, vivimos momentos trascendentales, donde la palabra de orden es la unidad de acción, y tomando como premisa este lema, en cada colectivo laboral, cada barrio, cada empresa del estado, se ha ido estudiando y debatiendo el nuevo material que recoge aspectos imprescindibles de diversas ramas de la economía, la producción, los servicios, y  que de una forma u otra, todas las esferas de la sociedad, para así, con esta convocatoria popular, conformar una estrategia renovadora, revolucionaria, que tiene como objetivo primordial, impulsar el desarrollo y abrir nuevos horizontes a las distintas ramas del mercado interno y externo, y lograr que la sociedad cubana, lejos de convertirse en una sociedad de consumo, se transforme en un paradigma de sistema donde, no solo se fortalezca el socialismo, sino también el hombre, la familia, como eslabones fundamentales de la sociedad.

Esta es una forma de democracia participativa, donde los cubanos tenemos la posibilidad de opinar, analizar, sugerir, y reflexionar, sobre los planes y proyectos  que se traza la nación, para hacer del nuestro un mejor sistema donde crezca el hombre en su mayor dimensión humana, aportando lo mejor de sí para construir también un mundo mejor. (Hugo Betancourt Mayoral / Radio Santa Cruz)