Rechaza Cuba doctrinas basadas en superioridad racial

Rechaza Cuba doctrinas basadas en superioridad racialLa Habana, 19 oct.- Cuba hizo un llamado en la ONU a rechazar las doctrinas basadas en la superioridad racial o cultural, y consideró inaceptables las pretensiones de identificar determinadas culturas y religiones con el terrorismo y la violencia.     De acuerdo con una nota de Prensa Latina que publica hoy el diario Granma, Rodolfo Benítez, representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, subrayó que no puede haber Cultura de Paz sin reconocer como inadmisible la adquisición de territorios mediante la guerra, y cuando algunos Estados actúan de manera contraria a la Carta y el Derecho Internacional.     En un debate de la Asamblea General del máximo organismo recordó que la ONU declaró la década 2001-2010 como el Decenio Internacional de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo, pero -sostuvo- al concluir ese período no hemos logrado los objetivos que nos propusimos.     Precisó que no puede haber cultura de paz si no se promueve la comprensión, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la historia y a las diversas religiones e idiosincrasia de cada nación.     Denunció el vertiginoso incremento de los gastos militares, mientras el número de hambrientos alcanza la cifra de 925 millones.(AIN)La Habana, 19 oct.- Cuba hizo un llamado en la ONU a rechazar las doctrinas basadas en la superioridad racial o cultural, y consideró inaceptables las pretensiones de identificar determinadas culturas y religiones con el terrorismo y la violencia.
   
De acuerdo con una nota de Prensa Latina que publica hoy el diario Granma, Rodolfo Benítez, representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, subrayó que no puede haber Cultura de Paz sin reconocer como inadmisible la adquisición de territorios mediante la guerra, y cuando algunos Estados actúan de manera contraria a la Carta y el Derecho Internacional.
 
En un debate de la Asamblea General del máximo organismo recordó que la ONU declaró la década 2001-2010 como el Decenio Internacional de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo, pero -sostuvo- al concluir ese período no hemos logrado los objetivos que nos propusimos.
   
Precisó que no puede haber cultura de paz si no se promueve la comprensión, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la historia y a las diversas religiones e idiosincrasia de cada nación.
   
Denunció el vertiginoso incremento de los gastos militares, mientras el número de hambrientos alcanza la cifra de 925 millones.(AIN)