Silbatazo inicial y ¡GOOOOOOOL!

Silbatazo inicial y ¡GOOOOOOOL!Ansiedad, respiración cortada, adrenalina in extremis, todo movido por el apasionante mundo del fútbol en su décimonovena edición de Copas Mundiales de la FIFA. Hoy la fiebre futbolera invadirá millones de corazones en los más recónditos rincones del planeta y como cada cuatro años, durante un mes, el balompié estará omnipresente en cada contexto de la vida cotidiana.

Cuba no será la excepción. Al igual que en otras tantas ediciones nuestros barrios se convertirán en verdaderos estadios, máxime cuando el esfuerzo del país llevará a cada casa todas las emociones de los 64 partidos del Mundial de Sudáfrica.

Y no serán pocos los que sobre las 4:30 de cada tarde, inyectados por el sabor del último partido de la jornada, saldrán a dar sus toques, hacer sus combinaciones y echar a andar su magia futbolística, algo que debemos saber encauzar, tanto por las autoridades deportivas como las del gobierno de cada localidad. No buscando los resortes para una medalla, sino el trofeo más preciado que debe exhibir el INDER: la recreación sana de nuestro pueblo.

Si cada instalación deportiva mantiene sus puertas abiertas para acoger el ímpetu de nuestra juventud todos los días de la semana, incluyendo sábados y domingos; si cada profesor de deportes y educación física se ponen a disposición de guiar esa masiva demanda de la población; si somos capaces de tener un balón donde un grupo espera para jugar, entonces en cada gol de un niño, adolescente, joven y adulto, estaría coronado el esfuerzo de la dirección del país de tener en vivo más mundial que cualquier potencia futbolística del mundo.

Hoy en la lejana Sudáfrica se dio el silbatazo inicial y con él también Cuba comenzó a gritar GOOOL.

(Tomado de Granma)