Jefe de la ONU en Haití elogia a médicos cubanos

Jefe de la ONU en Haití elogia a médicos cubanos Naciones Unidas, 10 mar.- El jefe de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), Edmond Mulet, calificó de extraordinario el trabajo de los médicos cubanos en ese país caribeño asolado por un terremoto.

Esos profesionales laboran en todos los rincones de Haití, en una forma extraordinaria, con entrega y amor y muchas veces en condiciones difíciles, realmente terribles, dijo el funcionario en declaraciones exclusivas a Prensa Latina en la sede de la ONU.

Pese a esa situación, ellos están ahí, comprometidos, esforzándose en una forma realmente admirable, agregó.

"Yo me quito el sombrero y me inclino ante el trabajo que hacen los médicos cubanos en Haití, no solo después del terremoto del 12 de enero, sino desde mucho antes", precisó Mulet, de nacionalidad guatemalteca.

Sobre la actividad del contingente cubano, Mulet resaltó que se trata de una presencia y una solidaridad que se ha manifestado desde hace años.

Explicó que el mandato de la MINUSTAH no abarca el tema médico, pero que esa misión mantiene relaciones cordiales con los médicos de Cuba, quienes, apuntó, son autosuficientes y hacen su trabajo.

En el momento del seísmo unos 400 cubanos laboraban en el sector de la salud en Haití, cifra que asciende a casi mil 500 en la actualidad, incluidos haitianos que estudiaban medicina en Cuba.

El contingente también cuenta con profesionales de 22 naciones de América Latina y el Caribe y siete de Estados Unidos, graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba.

La primera brigada de médicos cubanos llegó a Haití en 1998, como respuesta al devastador paso del ciclón Georges que afectó a ese país caribeño en septiembre de ese año.

Mulet asumió la jefatura de la MINUSTAH en reemplazo del tunecino Hedi Annabi, quien murió durante el terremoto junto con su segundo, el brasileño Luiz Carlos da Costa, y el comisionado de policía de la ONU en Haití, el canadiense Doug Coates.(PL)