Terremoto en Haití, un desastre mayor que el tsunami

Terremoto en Haití, un desastre mayor que el tsunami Puerto Príncipe, 11 feb. – Con 230 mil muertos confirmados y daños millonarios en infraestructura, el terremoto en Haití es considerado un desastre mayor que el tsunami registrado en 2004 en el sureste asiático.

El movimiento telúrico, de siete grados en la escala de Ríchter, tuvo su epicentro a sólo 15 kilómetros de Puerto Príncipe y, además de devastar esta capital, arrasó los centros urbanos de Jacmel, Carrefour y Leogane.

De acuerdo con la ministra de Comunicaciones, Marie Laurence Jocelyn, el número de víctimas podría aumentar porque aún no se han contabilizado los cadáveres bajo los escombros y las personas sepultadas por sus propias familias.

El sismo dejó 300 mil heridos, entre ellos cuatro mil personas con amputaciones, y destruyó más de un millón de viviendas, edificaciones y otras obras, como el Palacio Presidencial, la Catedral, el Parlamento y la sede de la ONU.

"Nunca estuvimos enfrentados ante un desastre de esta magnitud en los anales de la historia", admitió la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Elisabeth Byrs.

Según los expertos, la dimensión de la catástrofe es mayor que la ocasionada por el tsunami de hace seis años en 11 países asiáticos.

A pesar del elevado número de naciones afectadas, hubo 10 mil muertos menos que en Haití, los daños fueron menores y no se registraron problemas logísticos como los encontrados aquí.

En este país hasta la sede de los organismos ejecutivo y legislativo y los ministerios se derrumbaron y fue necesario trasladar el gobierno a una comisaría cercana al aeropuerto.

El movimiento telúrico destruyó, además, casi todos los hospitales de esta capital y zonas aledañas, escuelas, comercios y viviendas, con saldo de tres millones de damnificados.

De acuerdo con estimados, se necesitarán 10 mil millones de dólares en una década para la reconstrucción de este país, que comparte la isla La Española con República Dominicana.

La víspera la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) decidió crear un fondo común de 100 millones de dólares para financiar obras en los sectores vial, agrícola y de la salud.

También pedirán al Banco Interamericano de Desarrollo un préstamo de hasta 200 millones de dólares, pagadero a largo plazo y con el menor interés, que será garantizado y asumido por UNASUR.

Mientras, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América impulsa un proyecto para crear un sistema de salud pública en Haití.(PL)