Viceministro de la Industria Alimentaria recorre centros productivos santacruceños (+ Fotos)

 

Santa Cruz del Sur, 10 oct.- La Camaronicultura en Cuba constituye una de las principales actividades económicas que genera ingresos al país, en el aporte al mercado interno y por concepto de las exportaciones, de ahí la importancia de fomentar el desarrollo de este renglón y explotar las potencialidades existentes en los territorios.

Con el objetivo de chequear el desarrollo de la esfera en el municipio camagüeyano de Santa Cruz del Sur, el viceministro de la Industria Alimentaria, Javier Francisco Aguiar Rodríguez, recorrió áreas de la Empresa para el Cultivo del Camarón (CULTISUR) donde constató el quehacer de estos trabajadores, que durante siete años rompen récords productivos y a pesar de las limitaciones en este 2020 mantienen el compromiso de alcanzar 1785 toneladas del marisco.

Durante la visita el dirigente estuvo en el área de la Precría intensiva, donde se reciben las larvas procedentes del Centro de Desove de Yaguanabo, en Cienfuegos, y entre 10-15 días se adaptan al medio para introducirlas en los estanques.

Aquí se realizan acciones constructivas para incrementar la capacidad de almacenamiento y esta obra será continuidad en el 2021.

En la granja número 6, el vicetitular apreció cómo Dagoberto Barges Aguilera y sus muchachos se preparaban para cosechar nuevos estanques, priorizando la alimentación de la especie en aras de lograr mayor crecimiento del crustáceo y tienen la perspectiva de mejorar las condiciones de labor.

A su vez, en la granja 7 examinó el avance de la inversión millonaria que se ejecuta, donde se convierten hectáreas de engorde en cultivo intensivo, con el objetivo de incrementar los índices productivos, además, ya se repararon 15 estanques que corresponden a tres baterías y 10 de ellos se encuentran sembrados.

La técnica María Isabel Castillo Izquierdo transmitió el afán de sus compañeros de lograr 10 toneladas por estanque en la segunda cosecha, teniendo en cuenta que en la primera no alcanzaron lo esperado, propósito que depara gran esfuerzo y sacrificio para los integrantes de su colectivo, que asumen con valentía este reto.

En la jornada, marcada por el intercambio con jefes de granja, especialistas y camaronicultores, el dirigente cubano se interesó por el salario de los obreros, las condiciones de trabajo y el comportamiento de los principales indicadores de la actividad, haciendo énfasis en la calidad de la materia prima.

En el último trimestre del 2020 los miembros de este colectivo de vanguardia, que tiene como principal función el cultivo artificial del marisco, asumen el reto de cosechar cerca de 300 toneladas por mes hasta que finalice diciembre para cumplir el plan, en saludo al Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), a celebrarse en el 2021 y así lo ratificaron en el encuentro.

Para lograr esta meta el dirigente instó a evaluar alternativas entre CULTISUR y la Empresa Pesquera Industrial (EPISUR), en aras de mantener la congelación y los parámetros de calidad e inocuidad, ante superiores toneladas del marisco a procesar, teniendo en cuenta que dicho centro se encarga de la actividad aquí.

Igualmente, el viceministro de la Industria Alimentaria expresó que en las circunstancias actuales del país con el recrudecimiento del bloqueo y la crisis provocada por la Covid-19, este sector tiene múltiples retos y dentro de ellos está “armonizar a todos los organismos y entes que producen alimentos”, a partir de la aprobación recientemente de una resolución sobre la política de la producción alimentaria y “crecer en la acuicultura, en el cultivo de peces tanto en el ambiente marino como en el tradicional”.

Además, recalcó que “como parte del reordenamiento económico del país, a la Camaronicultura y sus Unidades Empresariales de base (UEB) se les ha asignado un grupo de tareas que dependen del esfuerzo colectivo. Vienen retos duros y no queda más que revertir las inversiones que se están haciendo en función de obtener mayores toneladas de camarón para la exportación y mejores rendimientos e ingresos que permitan seguir creciendo en los próximos años”.

Por otra parte Orlando Jiménez Vargas, director de la Empresa para el Cultivo del Camarón (ECCAM) que radica en La Habana, informó que ya cuentan con el pienso suficiente de este período, lo cual representó una limitante meses atrás y convocó a los trabajadores a aportar cada kilogramo del marisco con mayor eficiencia y así convertir a ECCAM “en una empresa estatal socialista sostenible y en desarrollo”.

Inmerso en una visita de trabajo a las provincias de Granma, Las Tunas y Camagüey, Aguiar Rodríguez recorrió también otras entidades del sector en Santa Cruz del Sur, como la filial del Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP), donde apreció los favorables resultados del proyecto de cultivo de la tilapia roja, adaptada a aguas marinas y estuvo, además, en la Empresa EPISUR, la mayor instalación del organismo en este municipio agramontino.

Al concluir la visita al sur camagüeyano del vicetitular del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL) junto a Midalys Naranjo Blanco, segunda jefa de Política Industrial del MINAL y Juan José Mena Lorenzo, jefe de la división pesquera del Grupo Empresarial del organismo, Javier Francisco Aguiar Rodríguez destacó la labor de los trabajadores y cuadros de entidades del sector como CULTISUR y EPISUR.