Integra galeno santacruceño Brigada Henry Reeeve


Santa Cruz del Sur, 14 abr.- La satisfacción de haber sido elegido para integrar la brigada Henry Reeve de médicos internacionalistas le alza la emoción y el orgullo como profesional de la salud a Leosbani Zamora Quiroga.

“Tengo pleno conocimiento, expuso, de la misión que a nivel internacional realiza la Henry Reeeve. Ha estado y se mantiene presente en varios países en situaciones de epidemia, pandemia y desastres.

Cuando me llamaron para formar parte de la honrosa brigada me emocioné. Pues sé lo que significa integrarla”, acotó modesto el joven doctor, especialista de Medicina Interna del Hospital Municipal José Esperidón Santiesteban Báez de estos predios.

A finales de diciembre del pasado 2020 una llamada telefónica lo sorprendió. Junto a colegas de las batas blancas tomó vuelo hacia Panamá.

”Cumplí mi deber en el hermano país, pero estar separado de la familia durante tres meses fue un gran sacrificio pues mi esposa quedó a cargo sola de nuestro hijo pequeño, aunque no dejó de recibir apoyo de parientes cercanos y de mis compañeros de trabajo en todo momento”, comentó evocativo.

En centro hospitalario de la provincia de Chiriquí al oeste de la nación panameña y en instituciones de igual tipo nombradas La Medular y LaSalud, ambas propiedad de la caja de seguros de esa geografía latinoamericana, atendió a pacientes enfermos de COVID-19.

”Yo he trabajado en Cuba, afirmó, con pacientes sospechosos de la enfermedad, pero allá sí estuve en salas donde había pacientes en estado crítico a causas de la infecciosa patología. Tuve que ponerme un equipo especial de protección. Aunque era algo incómodo y apenas uno se podía comunicar con el colega de quehacer. Era muy imprescindible traerlo puesto durante seis y ocho horas continúas para no contagiarnos del virus”, agregó.

Leosbani Zamora Quiroga ahora está de vacaciones en su hogar donde recibe el inmenso cariño del pequeño hijo y su esposa Lilita. El sabe de la inmensa solidaridad que caracteriza a los cubanos.

”Así seremos siempre, porque nos los enseñó Fidel. Nunca renunciaremos a ser como somos donde quiera que nos encontremos, en que cualquier sitio  que apliquemos nuestros conocimientos para salvar la vida de un ser humano”, expresó jubiloso el galeno santacruceño.