Salvaguarda de vidas humanas fue y es la Defensa Civil santacruceña

Santa Cruz del Sur, 18 abr.- Evocar a lo que se dedicó en cuerpo y alma por algún tiempo excita la memoria a quien continúa, aún a los 86 años, en las filas de los milicianos incondicionales.

Ramón Abstengo Viorleguis (Mongo) era responsable de Producción del Combinado Pesquero Algérico Lara Correa, ubicado en la comunidad La Playa de la localidad, cuando fue enviado a pasar un curso en cuestiones de la Defensa Civil (DC) en la escuela nacional de la pesca Andrés González Lines, situada en la zona de El Mariel en La  Habana.

“Al terminar los estudios la dirección del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el municipio me designa jefe de la actividad a la que había ido a prepararme. A partir de ese instante comencé a organizar mucho más la Defensa Civil en Santa Cruz del Sur”, puntualizó.

Se consolidaron las brigadas sanitarias con el apoyo de Mercedes Acuña. “Ella, acotó, era una miliciana bien preparada. Nos dio una gran ayuda por poseer muchos conocimientos y experiencia”.

Fue conformado el grupo de trabajo en el puesto de mando de la DC. “Seleccionamos a  Irene Arias y los compañeros Rolando Hernández, Guillermo Lam y Ciro Yaque, entre otros. Gente consagrada y sobre todo revolucionaria”, significó Abstengo Viorleguis.

Debido a las preparaciones dadas al pueblo a través de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), ante la inminencia de un fenómeno atmosférico se activaban todos los miembros de la DC, milicianos y pobladores.

“Las evacuaciones de los vecinos de los lugares proclives  a inundaciones se realizaban en los ómnibus dispuestos para tan crucial tarea. Salvaguardar la vida de las personas es lo más importante en Cuba.

En la actualidad los que están al frente de la DC en este territorio demuestran dominio de su quehacer. Ningún huracán  que tome este rumbo matará a persona alguna”, aseguró Ramón.