Rudolph Ingram, el niño prodigio que puede ser el futuro Usain Bolt

Su sueño es romper un día el récord mundial de 9,58 segundos del jamaiquino Usain Bolt, con quien ya lo comparan.

“Tenía como tres años y estuvimos viendo las Olimpiadas. A la mañana siguiente se levantó diciendo, “en sus marcas, listos, ya, y salía corriendo del cuarto”, dijo su padre Rudolph Ingram.

“Desde ese día se interesó en el atletismo y desde ese día ha sido uno de los niños más rápidos”, agregó.

Blaze, como se apoda, se convirtió en una sensación en las redes hace unos meses cuando LeBron James comentó en uno de sus videos corriendo entre defensas en un partido de fútbol americano.

Pero ahora su participación el fin de semana pasado en los pruebas de 60 y 100 metros de la Unión de Atletismo de Estados Unidos en Florida tuvo aún más repercusión.

“El año pasado corrió en un tiempo de 14,59 y en su primera competencia de regreso en 2019 corrió en 13,48 segundos”, comentó su padre.

“Se está dando cuenta que él mismo es su único rival por lo que está compitiendo contra sí mismo en este momento”, agregó.

“Es muy veloz. Tiene una frecuencia de zancada muy rápida. Sus pies suben y bajan tan rápido”.

Si se valida su tiempo, Blaze superará el récord oficial de la federación estadounidense de atletismo para niños de siete años que actualmente se encuentra en 13,67 segundos.

Es tan llamativo el talento que tiene tanto para el atletismo como para el fútbol americano que las principales franquicias de la NFL ya están siguiendo su evolución.

“Yo le pregunto todo el tiempo: ¿qué te gustaría hacer: atletismo o fútbol?, y el dice siempre que ambos, quiero hacer los dos, papi”, afirmó su padre.

“Hizo un poco de investigación y encontró que hay unos 40 jugadores que fueron a las Olimpiadas y estuvieron en la NFL”.

“Imagino que ese es el objetivo que queremos alcanzar”, dijo sobre el futuro del pequeño Rudolph.

(Tomado de JIT y la BBC)