Prolifera en Cuba uso de la medicina natural y tradicional

La Habana, 13 dic.- El uso de la medicina natural y tradicional suma a diario más adeptos en Cuba, donde la población puede acceder a diferentes modalidades reconocidas por el Ministerio de Salud Pública (Minsap), dijo hoy aquí un funcionario de la entidad.

 

Conocida como complementaria o alternativa, esta forma de atención sanitaria incluye técnicas, diagnósticos, terapéuticos y rehabilitadores integrados al Sistema Nacional de Salud, comentó a la prensa Johann Perdomo, al frente del departamento de esa especialidad en el Minsap.

Entre las 11 modalidades que se aplican en Cuba se destaca como la más utilizada la fitoterapia (consumo de plantas medicinales, enteras o sus partes, secas o frescas, solas o asociadas), señaló.

Entre los retos cubanos para el desarrollo de la de la medicina natural y tradicional en la isla, el experto subrayó la recuperación de los centros locales de medicamentos que hoy son responsables de la producción de 81,9 millones de unidades de productos naturales, de los 90 millones que se obtienen anualmente.

El resto de la producción está a cargo de Biocubafarma, Labiofam y la Entidad de Ciencia, Tecnología e Innovación Sierra Maestra.

La formación de especialistas es también una prioridad para lograr que esta alternativa médica llegue a cada ciudadano y esté presente en cada rincón de la geografía nacional, expresó.

‘Un avance en tal sentido es la incorporación de la medicina natural y tradicional como asignatura en la carrera de ciencias médicas y los siete proyectos que en 2020 se incorporarán al Programa Nacional de Investigaciones, que este año sumó 34 estudios’, destacó Perdomo.

La práctica de esa especialidad suplementaria en Cuba radica en que su empleo se realiza sobre bases científicas, como métodos y técnicas terapéuticas que se integran en los protocolos asistenciales, materializados en las instituciones de los tres niveles de prestación de servicios. (Prensa Latina)