Piden impeachment contra el golpista Michel Temer

Mañana miércoles el Supremo Tribunal Federal votará sobre el pedido de “impeachment” contra el golpista Michel Temer.

Al respecto las manifestaciones no han cesado. Por ejemplo, el domingo unas veinte mil personas ocuparon la avenida Paulista en Sao Paulo (Brasil) para pedir la renuncia del presidente de facto y solicitar elecciones directas.

La lluvia no impidió que los miles de manifestantes se reunieran frente al museo de Arte Moderno de Sao Paulo (Masp) para gritar a una sola voz “Fora Temer”. En tanto, en Río de Janeiro los asistentes se movilizaron hasta la casa de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de los Diputados y quien tiene la potestad de aceptar o rechazar el pedido de juicio político contra Temer.

Durante las últimas horas, la Orden de Abogados de Brasil (OAB), la influyente organización que engloba a los letrados del país, anunció que presentará en el Congreso Nacional una petición de impeachment al determinar que existen indicios de delito en las actuaciones del presidente.

Será la decimotercera solicitud de apertura de juicio político a Temer sobre la mesa del Congreso. Si las otras 12 las han promovido diputados de la oposición, esta viene avalada por una organización profesional.

La Constitución brasileña permite que cualquier ciudadano o grupo social tramite ante el Congreso una solicitud para abrir un proceso al presidente. El Tribunal Supremo de Brasil decidió el pasado viernes aceptar la petición del fiscal general de la República de investigar a Temer por corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal, a la vista de las acusaciones contra él de los propietarios del imperio cárnico JBS, que le implican en cobro de sobornos y otras maniobras para frenar a los jueces.

Según medios internacionales como El País, luego de un largo debate de siete horas, la dirección de la OAB dictaminó por amplia mayoría que el presidente “en términos políticos ya no está en condiciones de permanecer en el cargo”, según resumió ante la prensa su presidente, Claudio Lamachia. Dicha organización estima que Temer ha atentado contra la Constitución y ha incumplido los deberes de un funcionario público, a la luz de la conversación que mantuvo el pasado 7 de marzo en su residencia oficial con el presidente de JBS, Joesley Batista.

La tramitación de las solicitudes de impeachment depende ahora exclusivamente del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia

La tramitación de las solicitudes de impeachment depende ahora exclusivamente del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, hasta ahora un firme aliado de Temer aunque no pertenece a su mismo partido. Frenar las deserciones entre el grupo de fuerzas políticas que apoya al Gobierno es la gran prioridad de Temer. De momento, ha dimitido un ministro y le han retirado su apoyo tres formaciones, la más importante, el Partido Socialista Brasileño (PSB), que tiene 35 diputados.

El mayor peligro para Temer es la tentación de abandonar el gobierno que se ha instalado en las filas de su principal aliado, el Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB). Una de sus figuras con mayor autoridad moral, el expresidente Fernando Henrique Cardoso, ya ha insinuado que la mejor salida es la renuncia.