Muchas vidas celebran el medio siglo del inicio del trasplante renal en Cuba

La Habana, 24 feb.- Desde hace 50 años cuando Cuba realizó el primer trasplante renal, de forma exitosa, el 24 de febrero de 1970, suman más de seis mil las operaciones de ese tipo realizadas en el país, a pesar de las limitaciones impuestas por el bloqueo de Estados Unidos.

No obstante, al inhumano aislamiento que por casi seis décadas mantienen los sucesivos gobiernos de Washington, la mayor de las Antillas ha sorteado disímiles obstáculos y desde esa fecha inició un programa de trasplante que no se ha detenido y está en constante desarrollo.

El doctor Guillermo Guerra Bustillo, director del Instituto Nacional de Nefrología (INN) “Doctor Abelardo Buch López” explicó que en esa institución se realizó el primer trasplante renal y ya suman nueve centros en el país que efectúan ese complejo proceder.

Celebrar los 50 años del Programa de Trasplante en Cuba es evidente de lo que ha logrado nuestro pueblo en Revolución que resiste cualquier agresión y se desarrolla con el liderazgo de Fidel, Raúl, Díaz- Canel y el Partido Comunista de Cuba, remarcó el director del INN.

El Doctor en Ciencias Jorge Pablo Alfonso Guerra, iniciador de los trasplantes renales en la nación antillana rememoró que en la década del 60 del siglo pasado se efectuaron en Cuba tres cirugías de este tipo de donantes fallecidos en parada cardiaca, basados solo en compatibilidad de grupo sanguíneo por tres equipos quirúrgicos de dos instituciones de La Habana y otra de Camagüey.

Asimismo, resaltó la importancia de la donación voluntaria de órganos y tejidos en caso de muerte súbita por accidente u otras causas médicas, para lo cual Cuba cuenta con una legislación de consentimiento informado.

Alfonso Guerra recordó cuando el 4 de abril de1982 durante su intervención como delegado al IV Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, el doctor nefrólogo Raúl Herrera Valdés requirió el interés del pleno sobre la situación de los enfermos crónicos y minusválidos con pérdida de calidad de vida y en riesgo de morir por no disponer de un órgano o tejido que pondría fin a su enfermedad.

En la clausura de esa magna cita, el Comandante en Jefe Fidel Castro se hizo eco de la iniciativa y expresó: “tiene que ser una cuestión de conciencia, no por ley, no tendría sentido educativo, no tendría sentido revolucionario, no sería un avance hacer una ley, que por lo demás sería una ley antipática”….

“Nada de leyes, cuestión de conciencia ya que nos proponemos hacer una sociedad superior, más justa, más civilizada. Nos despojamos de esos perjuicios, de algunos sentimentalismos que no tienen justificación y tengamos una conciencia de algo superior, la conciencia del beneficio extraordinario, de que en el momento en que una vida se pierde, podamos darle vida a otra persona; en los momentos en que unos ojos se cierran, podemos dar luz a otra persona”, sentenció Fidel.

El doctor Antonio Enamorado, Coordinador de la Oficina Nacional de Trasplantes del Ministerio de Salud Pública destacó que el éxito de Cuba en el programa de trasplantes ha sido posible gracias al espíritu solidario del pueblo, que en los momentos difíciles ante el fallecimiento de un ser querido ha estado en disposición de donar los órganos para salvar otras vidas. (Texto y Foto: ACN)