Llama Presidente del Parlamento cubano a acelerar proceso recuperativo tras paso de Irma

Matanzas, 13 sep.- Esteban Lazo Hernández, presidente del Parlamento cubano, insistió aquí en la necesidad de acelerar al máximo posible el proceso de recuperación, con marcado énfasis en aquellos frentes que más inquietan a la población, como es el servicio eléctrico.

Esa es la tarea número uno en todo este esfuerzo que ahora realizamos por solucionar los problemas ocasionados por el huracán Irma, pues nada molesta tanto a nuestro pueblo como la falta de electricidad, comentó el miembro del Buró Político durante una sesión de trabajo del Consejo de Defensa Provincial en Matanzas.

En tal sentido comentó que el golpe más fuerte lo recibió la termoeléctrica Antonio Guiteras, unidad decisiva en la generación de energía en el país, lo cual implica un esfuerzo grande pues el daño allí no se resuelve en dos días.

Boris Meneses, director general del sector eléctrico en Matanzas, dijo que ya reciben ese servicio de forma total los residentes en el municipio de Ciénaga de Zapata y Varadero, así como algo más del 30 % de la población de la cabecera provincial.

El funcionario explicó que hay un número de circuitos listos que aún no prestan servicio por déficit de energía, situación que debe solucionarse paulatinamente.

Lazo sugirió poner en práctica todas las medidas preventivas previstas, es decir, revisar bien las líneas, para evitar accidentes una vez que los circuitos comiencen a funcionar.

En la reunión trascendió que el polo turístico de Varadero estará listo para la temporada alta antes del 15 de noviembre. Así lo aseveró Ivis Fernández, delegada del Ministerio de Turismo en Matanzas. Detalló que en estos momentos operan 29 hoteles y continúan las acciones para restablecer las instalaciones que sufrieron algunos daños parciales.

A solicitud de Esteban Lazo, el delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología Y medio Ambiente (CITMA) en la provincia, Oscar García, aseveró que la playa está en perfecto estado, aun cuando en algunos sectores, como en el ramal Kawama, se aprecia pérdida de arena y una disminución del área de sol. El directivo expuso además que los efectos del huracán no son visibles en las áreas recuperadas.

En ese sentido, Lazo significó que es preciso trabajar duro para dejar a Varadero listo y más bonito todavía de cara a la temporada alta.

Con anterioridad, en un balance de las afectaciones, Tania León Silveira, vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial, informó que el huracán provocó daños parciales en unas dos mil viviendas, incluidos 200 derrumbes. También dañó alrededor de mil hectáreas de la agricultura, y un volumen nada despreciable de caña, algunas encamadas y otras cubiertas de agua en zonas bajas.

En todos los casos, significó, es posible disminuir las pérdidas y trabajar de forma intensa para cambiar el panorama que hoy se divisa. (Granma) (Foto: Archivo)