[:es]Historia es salvaguardada por técnica en conservación de museo santacruceño[:]

[:es]

Santa Cruz del Sur, 21 ago.- Es obsesiva sin perder la ternura. Su buen buen carácter acicala la responsabilidad que por más de dos décadas asume. “Soy risueña porque me nace serlo; de la misma manera que también respeto a todas las personas. Pero mantengo en “renglón” recto la tarea a mi adjudicada”, manifestó emocionada.

Ondina Bejerano Molina es la técnica de conservación en el museo Mártires de Pino Tres de este territorio. Inicialmente durante 10 años fue técnica de animación. La experiencia obtenida a través del propio quehacer y los conocimientos acumulados en los cursos recibidos la convierten en una especialista muy querida.

La fémina se encarga de salvaguardar, junto al resto de sus compañeros,  las mil 957 piezas allí existentes. “Las tenemos distribuidas, señaló, en varias secciones: objetos históricos, armas, documentos, numismática, publicaciones, artes decorativas, fotografías, filatelia y arqueología”.

Es la conservación de los objetos museables o exponentes del patrimonio cultural  una actividad encaminada a aumentar la esperanza de vida de las colecciones intactas y deterioradas, garantizándoles la perdurabilidad en el tiempo, a fin de ser apreciadas por el pueblo, defensor de lo auténtico.

Ondina cumple como está establecido el examen técnico para impedir no sólo el posible deterioro de alguna pieza o documento, también posibles alteraciones o pérdidas. “El colectivo laboral del museo santacruceño protege la esencia de la historia pasada y presente”, atestiguó la entrevistada.

[:]