Estrenan en Cuba nuevo filme sobre Grace Kelly

La Habana, 31 jul.- El más reciente filme sobre la célebre actriz estadounidense Grace Kelly, devenida princesa de Mónaco, se estrena en los cines cubanos tras su paso discreto por el Festival de Cannes, Francia.

La cinta del realizador Oliver Dahan recibió severas críticas de la familia real monegasca por reflejar una historia que no se ajusta a la realidad, según un comunicado difundido el pasado mes de mayo.

Ante el reclamo, el director apeló a su derecho a la ficción, pues reconoció que presenta sucesos reales y otros supuestos, o sea, inventados porque es un artista no un historiador, alegó.

Según Dahan, le apasionó el análisis de a qué parte de ella misma tuvo que renunciar Kelly al asumir su nuevo rol en el Principado, donde inventó la noción de "princesa moderna".

La artista tuvo una corta carrera cinematográfica, pero compartió reparto con Gary Cooper, Clark Gable y Ava Gardner, entre otros, y fue una de las actrices favoritas del famoso director Alfred Hitchcock, con quien trabajó en Crimen perfecto, La ventana indiscreta y Para atrapar al ladrón.

Durante el rodaje de esta última, protagonizada junto a Cary Grant, en Mónaco, el príncipe Rainiero III visitó el hotel donde se alojaba la actriz y quedó prendado de ella.

A los 25 años de edad, Kelly conquistó el Premio Oscar como mejor actriz principal gracias a su interpretación en La angustia de vivir, coprotagonizada por Bing Crosby y William Holden.

Junto a Crosby, filmó su última película, Alta sociedad, pues el matrimonio con Rainiero -catalogado como la Boda del Siglo por los medios de prensa de la época- acarreaba nuevos deberes incompatibles con la vida de una actriz, así que renunció a su profesión y se dedicó de lleno a la nueva familia y país.

Seis años después del casamiento, Hitchcock le propuso volver a Hollywood para participar en su nueva película, Marnie, y la princesa no pudo cumplir el deseo por la negativa de Palacio.

Aquel suceso ocurrido en 1962 marca el punto de partida del largometraje de Dahan y, de acuerdo con la sinopsis del filme, en aquel tiempo Francia amenazaba con anexionarse Mónaco, mientras Kelly, desolada, debe elegir entre la llama creativa que aún arde dentro de ella y su papel como princesa.

Para mayor atractivo, el drama Grace de Mónaco cuenta con el protagonismo de la exitosa actriz australiana Nicole Kidman y aunque no ha provocado grandes pronunciamientos de la crítica y por Cannes pasó sin penas ni glorias tiene suficiente dosis de intriga y glamour como para atraer disímiles espectadores.