Estabilidad productiva destaca en Planta de Asfalto santacruceña


Santa Cruz del Sur, 4 feb .- La roja chimenea de la Planta de Asfalto en Santa Cruz del Sur, lanzó las primeras señales de humo a inicios del pasado noviembre, tras haber apagado su rugidor sistema durante un lustro a falta de financiamiento monetario para adquirir piezas y accesorios. El constante uso, por largos periodos, había causado grave deterioro en la mayoría de los mecanismos.

Instalada en el kilómetro 47 del territorio, desde el 1974 del pasado siglo, garantizó vasta materia prima para la construcción de los viales de acceso a comunidades rurales, arterias internas de la cabecera local, así como similares servicios en varias demarcaciones camagüeyanas.

Esa tecnología rusa emplea el polvo de piedra, arena lavada, granito, gravilla y hormigón para poder ejecutar los proyectos de la mezcla densa, semidensa y gruesa.

“Los clientes solicitan los pedidos acordes al tipo de tráfico que vaya a realizarse por las vías a pavimentar. Por ejemplo, en estos momentos se destinan las producciones hacia pistas de la aviación agrícola en el central arrocero del municipio Vertientes.

“Estamos dispuestos a ejecutar las labores que se requieran en nuestro ámbito local, en cuanto recibamos la pavimentadora solicitada”, atestiguó Pedro Antonio García Banegas, jefe de la entidad.

Las dos tolvas de la planta contienen en el proceso la adecuada dosificación de los aludidos recursos. A través de las partes nombradas vaivenes, acopladas a las tolvas, se lleva esos elementos al elevador en frío y de allí al tambor secador, donde un serpentín eleva el calor a los 165 grados Celsius, vertiendo posteriormente el recurso por un canal de descarga hasta el ascensor caliente.

“Al punto, indica García, la materia prima entra en otro procedimiento en el que se clasifica la masa granulométrica a través de una zaranda. Tras la añeja industria ejecutar el pesaje interno, un grifo líquido se encarga de inyectar a los áridos el asfalto. Al transcurrir 55 segundos o completarse el minuto, la composición asfáltica en condiciones de ser trasladada, cae en las camas del transporte disponible (Maz 700, Hinos, Roman y Howo)”.

El timbre avisador, activado por uno de los obreros, encargado de los controles tecnológicos, anuncia el permiso de salida del sitio de carga. La humeante utilidad lleva destino seguro.

Magalis Ruiz Puga, tramitadora de datos, informó al reportero que al cierre del trimestre noviembre-diciembre-enero se habían producido más de 3 mil 200 toneladas de asfalto, cantidad que repercutió en el sobrecumplimiento del plan de ingresos, de la etapa, en un 120%, al ingresar una cuantía superior a los 611 mil 180 pesos.

Otras dos industrias, con igual tecnología a la santacruceña, están enclavadas en la capital camagüeyana y en el municipio Lugareño, las que también pertenecen a la Empresa Constructoras de Obras Ingenieras número 15 (ECOING) a instancia provincial.