Engrandece a joven santacruceña ser madre e instructora de arte

Santa Cruz del Sur, 15 may.- Toda ella es satisfacción porque es madre e instructora de arte en la manifestación de artes plásticas, dos de sus grandes amores que la animan a engrandecer su entusiasmo, los pensamientos de ternura y los sentimientos más puros.

Yamelis Pereira Morales enuncia cordial una pequeña frase martiana: “Me reboso de amor cuando contemplo lo existente”. La joven educadora echó en un santiamén el tiempo atrás.

Habló de los proyectos de creación artística vinculados a vestuarios de diferentes épocas y el embadurnamiento con barro para simular personajes de ficción, en los que participaron alumnos de la secundaria básica Camilo Cienfuegos de la localidad.

Desde su quehacer contribuyó también a la formación vocacional y orientación profesional de estudiantes que asistieron al Palacio de Pioneros Solecitos del Sur.

Técnicas de impresión con el empleo de las manos, diferentes objetos y hojas de árboles y plantas ornamentales las enseñó a los escolares, afirmó.

En la escuela primaria Carlos Manuel de Céspedes, enclavada en la cabecera municipal, es donde continúa la tarea. Aunque en tiempos de pandemia se mantiene en el hogar disfruta comentar sobre los trabajos que con plastilina, crayolas y lápices de colores han realizado los  pequeños de primero, segundo y tercer grado, actividades que les estimula el control muscular.

Comentó después como alumnos del cuarto A de ese propio plantel  dominan el rasgado de papel con las manos y tijeras. Emocionada  conversó de los avances de ese grupo con el origami.

Lo ejecutado por los educandos través de ese arte, específicamente la confección de rostros de mascotas, acotó, fue expuesto en el centro antes de que la COVID-19 detuviera el proceso docente educativo.