Rechaza Estados Unidos resolución contra el bloqueo a Cuba

Naciones Unidas, 27 oct.- Estados Unidos expresó hoy su rechazo a la resolución de la Asamblea General de la ONU contra el bloqueo económico, comercial y financiero que ese país mantiene contra Cuba desde hace más de medio siglo.

Al hablar en nombre de su delegación el diplomático norteamericano Ronald D. Godard señaló que el proyecto dista mucho de reflejar el estado de los nexos entre La Habana y Washington, en particular después del restablecimiento de las relaciones diplomáticas en julio pasado.

Godard destacó que el presidente Barack Obama ha reiterado su posición de que el Congreso de Estados Unidos levante las medidas restrictivas contra la Isla y reconoció que el camino hacia la normalización de los nexos con la mayor de las Antillas será un proceso largo y difícil.

El texto presentado por las autoridades cubanas reconoce con beneplácito el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos así como la voluntad expresa del presidente Barack Obama de trabajar por la eliminación de estas medidas punitivas.

Al mismo tiempo, expresa preocupación por la continuidad de la política y por los "efectos negativos" que tiene sobre los cubanos a quienes provocó daños humanos incalculables y en el plano material superan los 833 mil 755 millones de dólares.

Alrededor de las 10:00 horas de este martes comenzaron las sesiones de la Asamblea General que analiza el nuevo proyecto sobre la necesidad de levantar dichas sanciones unilaterales contra la Isla caribeña.

La Asamblea en su 70 período de sesiones también acoge la presentación de un informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, relacionado con la implementación de la resolución adoptada el año pasado con el respaldo de 188 gobiernos y el aislado rechazo de Estados Unidos e Israel.

La iniciativa apela a los principios de la soberanía y la igualdad de los estados, la libertad de comercio y navegación y la no interferencia en los asuntos internos, manifiesta preocupaciones por la extraterritorialidad del cerco, a partir de leyes como la Helms-Burton (1996), y recuerda el rechazo mundial al castigo de la Casa Blanca contra los cubanos.

En los últimos 23 años, la comunidad internacional respaldó de forma contundente el proyecto, que desde 2005 recibió al menos 182 votos a favor y en los últimos tres años obtuvo el apoyo de 188 gobiernos, lo que ratificó el aislamiento de Estados Unidos.

La votación tiene lugar en esta ocasión en un escenario distinto después que el 20 de julio de 2015 La Habana y Washington restablecieron las relaciones diplomáticas, ocasión en que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, viajó a la capital estadounidense para presidir la ceremonia de apertura de la representación de la Isla.

Obama reiteró en varias ocasiones desde el 17 de diciembre de 2014 la necesidad de que el Congreso de Estados Unidos elimine este cerco unilateral, como le corresponde en sus elementos principales.

Sin embargo, el mandatario tiene amplias facultades ejecutivas para desmantelar una buena parte de su contenido, aunque hasta la fecha hizo muy poco al respecto, excepto medidas parciales relacionadas con los viajes, los nexos con compañías de telecomunicaciones y el envío de remesas a Cuba.

Este año, la votación transcurre en un escenario diferente, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington, en julio pasado, y el reconocimiento por el presidente Obama, de la necesidad de eliminar el cerco, lo cual corresponde al Congreso en sus principales aspectos. (PL) (Foto: Cubadebate)