Elpidio Valdés atrae miradas en una plaza de la capital belga

Bruselas, 13 oct.- El personaje Elpidio Valdés, icono de la animación en Cuba, acaba de protagonizar una nueva aventura al aparecer Bélgica y convertirse en la gran atracción de nacionales y turistas, justo en el centro histórico de esta capital.

Como parte de la Jornada de la Cultura cubana en esta nación europea, el llamado Manneken Pis (hombrecito que orina), un símbolo de la ciudad, quedó vestido con el traje típico de Elpidio Valdés que lleva los tres colores de la bandera de la Isla: blanco, azul y rojo.

El suceso no pasó inadvertido para los transeúntes, que se agolparon frente a la estatua de bronce de 65,5 centímetros para tomarse fotos con un singular Manneken Pis, ligeramente diferente al que suele aparecer en cuadros, llaveros, pegatinas y todo tipo de souvenirs típicos de Bruselas.

A la ceremonia de presentación asistieron la embajadora de Cuba en Bélgica, Norma Goicochea, y el ministro de Cultura de la nación caribeña, Abel Prieto Jiménez, quien se encuentra aquí de visita.

La iniciativa devino muestra del intercambio cultural entre las dos naciones, al fusionar personajes de profundo arraigo popular en los respectivos países.

Por un lado, Elpidio Valdés protagoniza una serie de dibujos animados que durante décadas han acompañado a los pequeños en Cuba, y representa un mambí que luchó por la libertad de esa tierra caribeña.

En el caso del Manneken Pis, se trata de uno de los principales símbolos de Bruselas, aunque a ciencia cierta no existe un consenso en cuanto a su origen.

De las varias leyendas existentes, una de las más conocidas alega que el siglo XIV Bruselas estuvo sitiada por una potencia extranjera que colocó explosivos en las murallas, mientras un niño consiguió salvar la urbe al orinar sobre la mecha encendida.

Para los belgas es habitual disfrazar la curiosa estatua con trajes típicos de los más diversos personajes y un museo recoge las vestimentas empleadas en las últimas décadas, galería en la cual ya tiene su espacio el uniforme blanco, azul y rojo de Elpidio Valdés, y su sombrero con la bandera cubana. (Texto y fotos: PL)