[:es]Director de orquesta estadounidense elogia en Camagüey al público cubano [:en]Elogia en Camagüey al público cubano director de orquesta estadounidense[:]

[:es]

Camagüey, 30 jun.- El público cubano sabe hablar música, entiende la música con el cerebro y el corazón, aseguró Manny Laureano, director artístico de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Minnesota, después de la presentación de esa agrupación este miércoles, en el teatro Avellaneda, de esta ciudad.

Cargado de emociones, el espectáculo comenzó con la interpretación de los himnos nacionales de Cuba y Estados Unidos por la agrupación visitante.

Los muchachos y yo hemos encontrado a la gente de Cuba muy dulce, y eso nos ha hecho sentir bien, ver a las personas aplaudir fuertemente y todos juntos, demuestra que este es un pueblo unido, añadió Manny.

Efectivamente, con largos aplausos que por momentos ocurrían en medio de una obra, agradeció el público camagüeyano cada una de las piezas interpretadas.

Entre las propuestas de los jóvenes músicos figuró La Tumba, de Alejandro García Caturla, sección final de la suite Islas y montañas, creada por Shelley Hanson para esta orquesta, que representó toda una mezcla de tradición y melodías cubanas.

Las notas del pianista invitado, Nachito Herrera, enardecieron a una audiencia que lo acompañó cantando las letras de Cuba, qué linda es Cuba, un tributo especial del artista luego de cuatro años sin tocar en la Isla.

Cubano residente en EE.UU., el intérprete afirmó que significa mucho dar a conocer que en cualquier lugar del mundo existen músicos cubanos orgullosos y agradecidos de la calidad en la preparación recibida aquí.

De Camagüey no esperaba menos, y agradezco a los que dejaron de participar en las fiestas del San Juan —carnaval local—, para respaldar no solo a Nachito que es cubano, sino lo más importante, darle apoyo a una orquesta juvenil norteamericana que regresará a casa convencida del calor y la hospitalidad de este pueblo, eso me hace sentir orgulloso, agregó Herrera.

Agradeció, además, la presencia en el espectáculo del reconocido sonero y compositor camagüeyano Adalberto Álvarez, quien, según sus palabras, defiende la real música cubana.

Vistiendo ambos una criolla guayabera y visiblemente emocionados, Manny Laureano recibió reconocimientos por su visita a territorio agramontino y Nachito Herrera, una pintura alusiva a la plaza de San Juan de Dios, Monumento Nacional, como recuerdo de su paso por la provincia.

Este jueves en la noche, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Minnesota hizo su última presentación en la Sala de Concierto Dolores, de Santiago de Cuba, pero su gira incluye el intercambio con otros conjuntos musicales, como el acontecido el día 27 con los jóvenes de la Sinfónica de Santa Clara. (ACN) (Fotos: Leandro Pérez/ Adelante y Rodolfo Blanco/ ACN)[:]