Cubanidad, nuestra carta de presentación

“Yo soy como soy y a casi todo el mundo yo le tiendo mano”, así dice el estribillo de una conocida canción de Silvio Rodríguez, y en esas líneas describió al cubano.

Cuba se parece mucho a los países de América pero no es igual, no tenemos la misma cultura ni el mismo desarrollo, sin embargo fuimos colonizados por la misma potencia, España. Es por eso que hablamos el mismo idioma, aunque este también tiene sus diferencias.

Y ¿qué es lo que nos hace cubanos? Eso mismo, esa diferencia es lo que a su vez nos identifica.

La identidad nacional es una condición social, cultural y espacial. Es un conjunto de rasgos muy significativos para la nación, la historia, el territorio, los símbolos patrios, el idioma, la religión, la arquitectura, las costumbres, la gastronomía, la vestimenta, la cultura, música y danza.

En Cuba decir siboney, taíno, español, inglés, francés, angloamericano, negro, chino y criollo, no significa indicar solamente los diversos elementos formativos de la nación cubana expresados por sus sendos apelativos gentilicios, sino todos los genes que llevamos en la actualidad.

Al comienzo solo éramos indios de piel tostada, luego nos mezclamos con blanco de la raza española, por razones de extinción fue necesario agregar ADN africano y de ahí nos viene lo negro. Surgieron así los mulatos y mestizos, razas subyugadas, obligadas a padecer la vida del inadaptado. Estos son los principales ingredientes del ajiaco, al que más tarde se unirían características físicas y culturales de todas las partes del mundo.

Fernando Ortíz acuñó el término transculturación para explicar este fenómeno que tuvo como resultado la cubanidad. Los santacruceños defienden también este concepto y lo viven cada día. Además de estas características étnicas, en todo el mundo los cubanos son reconocidos por sus valores morales, sobre todo por su solidaridad.

La identidad nacional constituye nuestra principal carta de presentación a nivel internacional. No ocultemos lo que somos, debemos estar orgullosos de ser cubanos y vivir en Cuba, iguales y diferentes a muchas naciones del mundo.