Cuba ofrece a sus pacientes la tecnología más avanzada para la cirugía de cataratas

Cuba posee la tecnología más avanzada para realizar la cirugía de catarata mediante el láser femtosegundo, según el Doctor en Ciencias Juan Raúl Hernández Silva, Presidente de la Sociedad Cubana de Oftalmología.

En conversación exclusiva con la ACN, el presidente del comité organizador del congreso internacional Oftalmología 2018, que concluyó este sábado, explicó que con esa técnica se puede efectuar la operación de catarata con una recuperación visual más rápida del paciente y un daño menor a los tejidos que circundan al cristalino.

Entre otras ventajas, el láser femtosegundo brinda la posibilidad de tratar pacientes que tenían alteraciones en la córnea o el cristalino estaba fuera de lugar.

Con esta tecnología combinada con la facoemulsificación se hace la cirugía de más alta calidad que se realiza en cualquier país desarrollado del planeta en estos momentos, precisó Hernández Silva, jefe del departamento de Docencia e Investigación del Instituto cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer.

A algunos pacientes se les puede realizar esta operación en ambos ojos a la vez; esta es una de las investigaciones que realiza el “Pando Ferrer”, donde se encuentra el láser femtosegundo que además recientemente se incorporó al hospital Hermanos Ameijeiras, y en la medida de las posibilidades se irá introduciendo en otras instituciones del país, ya que es muy costosa, subrayó.

La referida cirugía es muy beneficiosa, si se tiene en cuenta el ahorro importante para el sistema de salud y para el paciente, pues disminuye la cantidad de visitas al hospital, las veces que debe asistir al salón de operaciones y se logra la recuperación visual de ambos ojos en un mismo tiempo, aclaró el catedrático.

Esta intervención se hace en unos 15 minutos con anestesia local y el paciente una vez operado, en aproximadamente 10 minutos, empieza a recuperar la visión y el primer día en cuanto llega a su casa puede ver la televisión, recalcó.

Aclaró que quienes sean intervenidos mediante esta novedosa técnica, si no realizan actividades laborales de gran peso, prácticamente en dos semanas se pueden incorporar a sus funciones, así como también disminuye la necesidad del uso de gafas.

El “Pando Ferrer” ha adquirido otras modernas tecnologías como los láser micropulsados para la cirugía de la retina, importante para los tratamientos de la degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética y hacen que el daño al tejido circundante sea menor y la recuperación del paciente sea mayor, enfatizó.

En la magna cita, que reunió en el Palacio de Convenciones de La Habana a más de 800 delegados de unos 20 países participaron representantes de la Academia Americana de Oftalmología, apuntó.

Además, un grupo de expertos, líderes de opinión de Latinoamérica, entre ellos de Costa Rica, Argentina, Estados Unidos y Cuba hicieron una puesta al día sobre la cirugía de la mácula y de la retina, entre otros temas, con el fin de que la salud ocular esté al alcance de todos.

(Con información de ACN)