Cuba aboga por enfoque de cooperación en Consejo de Derechos Humanos

Ginebra, 2 mar.- Cuba aboga por desarrollar un enfoque de cooperación y diálogo para hacer más efectivo el funcionamiento del Consejo de Derechos Humanos, aseveró en Ginebra el representante de la nación caribeña, Pedro Luis Pedroso.

 

Al intervenir en el segmento de alto nivel del 34 período ordinario de sesiones del Consejo, el jefe de la delegación cubana asistente sostuvo que solo mediante un enfoque de cooperación y diálogo podrá esa entidad ser efectiva en su labor de promoción y protección de todos los derechos humanos.

En este sentido, llamó a invertir energías en buscar soluciones y no en imposiciones politizadas, que en nada ayudan a una acción efectiva del Consejo de Derechos Humanos.

‘Los retos que tenemos ante nosotros son tan serios y trascendentes que resulta irresponsable socavar el ambiente de cooperación imprescindible para la efectividad de este órgano’, aseveró.

Tras agradecer la confianza depositada en la nación caribeña al elegirla como miembro del Consejo de Derechos Humanos, indicó que se asume la membresía con la decisión de ‘contribuir a centrar los esfuerzos del Consejo en las cuestiones que realmente requieren atención internacional’.

‘Cuba seguirá comprometida con una genuina cooperación internacional sustentada en la indivisibilidad de los derechos humanos, la no selectividad y la no politización’, declaró.

Como muestra de ello, agregó, próximamente será recibida en la isla la relatora especial sobre la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, y posteriormente tendrá lugar una visita de la experta independiente sobre los derechos humanos y la solidaridad internacional.

Pedroso enfatizó que el pueblo cubano continúa su lucha por alcanzar la sociedad más justa posible.

Añadió que seguirá compartido los ‘logros y experiencias con otras naciones, en aras de contribuir a la realización de los derechos humanos de otros pueblos del mundo’, a pesar de las carencias y dificultades provocadas en gran medida por un tenaz bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos sigue aplicando.

De forma general, el diplomático reiteró el compromiso de Cuba ‘con los esfuerzos por construir un orden mundial democrático y equitativo, donde el respeto a la independencia y soberanía de cada Estado, el destierro de la guerra y de la amenaza o uso de la fuerza, no sólo sea regla escrita, sino una norma observada por todos’.