Académicos cubanos buscan contribuir al desarrollo económico del país

La Habana, 24 dic .-El sector académico cubano busca contribuir con sus investigaciones a la toma de decisiones por parte de las autoridades económicas para el desarrollo de Cuba como nación próspera y sostenible, destacó una fuente autorizada.

 

El director del Instituto Nacional de Investigaciones Económicas (INIE), Alfredo García, reveló a Prensa Latina la importancia de que el país acuda a métodos como la prospectiva, durante la recién celebrada jornada científica de ese centro de estudios.

La prospectiva, detalló, es muy útil en análisis de cara al mediano y largo plazos fundamentalmente y, en el sector turístico por ejemplo, nos puede ofrecer diferentes escenarios de cómo conducir un modelo de desarrollo.

En relación a este tema, el Presidente de la Red Iberoamericana de Prospectiva estratégica, Doctor Ibon Zugasti, estimó que la aplicación de la prospectiva es adecuada tomando en cuenta las características de Cuba y al evaluar los derroteros propuestos en los planes económicos nacionales hasta 2030.

Esta herramienta, dijo, es capaz de ayudar a definir una serie de escenarios alternativos y el contexto deseable sobre el que se tiene que trabajar para alcanzar un mejor futuro.

Una de las prioridades identificadas para la industria del ocio en Cuba, puntualizó, es la necesidad de diversificar el producto y mercado turísticos y para el sector agroalimentario se definió la importancia de atraer inversión extranjera que facilite la modernización de la maquinaria y la automatización de los procesos.

Durante el evento del INIE recientemente celebrado en esta capital, los 150 asistentes debatieron igualmente acerca de temas relacionados con la industria, la seguridad alimentaria y acerca del desarrollo local.

En relación a este último ámbito la investigadora del tema, Lisset Robaina, estimó que el reto principal para lograr una máxima explotación de las potencialidades territoriales está en fortalecer las estructuras de Gobierno y, a su vez, en dotarlos de personal calificado.

El éxito de los programas de desarrollo local en Cuba sienta sus bases en factores asociados al recurso humano, donde el fortalecimiento de las capacidades de dirección y de liderazgo es fundamental, reveló igualmente.

Para resolver las diferencias territoriales que actualmente se aprecian en la nación, los municipios deben ser reconocidos como verdaderos entes de cambios y sujetos jurídicos, que tengan la potestad de decidir el futuro de sus demarcaciones y de su población y que esto esté en armonía con el desarrollo del país, acotó Robaina.

La mayor de las fortalezas existente hoy en este ámbito, afirmó, es la estructuración del estado cubano en términos de Gobierno y de poder legislativo, a lo que coadyuvará la aplicación de los cambios propuestos en el proyecto de Constitución que le confiere más presencia a los municipios. (PL)