En el fin de año, un sueño hecho realidad

Los Palacios, 31 dic. – Yurdanis Marrero mantiene vivos en la memoria los recuerdos de la tragedia provocada por dos huracanes en Los Palacios, y hoy le parece un sueño habitar una moderna vivienda construida con policloruro de vinilo, fruto de la solidaridad venezolana.
  
Como ella y los suyos, otras 37 familias fueron beneficiadas e integran la primera comunidad de petrocasas terminadas en la provincia de Pinar del Río, regalo que recibieron este fin de año, justo en las festividades por el aniversario 51 del triunfo de la Revolución.
  
La casa anterior destruida por los vendavales era mucho más pequeña, y ahora mira a su alrededor y le parece un palacete, con sus tres cuartos, dos baños, sala-comedor, cocina y portal.
  
Trabajadora de Estadísticas en la municipalidad, comparte la vivienda con sus dos hijos y su esposo, Rubén Martel, obrero del CAI arrocero de Los Palacios, y la familia apoyó las labores constructivas.
  
Rubén recordó que perdieron casi todos sus bienes cuando un árbol derribado por los vientos cayó justo en el centro de su casa, echando por la borda el esfuerzo de muchos años.
  
Entonces su cuñada les tendió la mano y después fabricaron una facilidad temporal donde permanecieron hasta ahora, cuando estrenan la vivienda, por donde los niños, felices, correteaban a su antojo, interrumpiendo las faenas de limpieza.
  
Resistente a los ciclones, los especialistas vaticinan una durabilidad a esos inmuebles de alrededor de 100 años, en tanto resultan muy económicos, al no precisar de pintura  y mantenimientos.
  
Los Palacios resultó uno de los territorios más afectados por los huracanes Gustav e Ike, pues en ambos casos sus centros pasaron por su entorno. (AIN)