La reverberación de julio

ECOAGENDA I : La reverberación de julioEspecialistas del Centro del Clima, del Instituto de Meteorología de Cuba, confirmaron que julio es caluroso y con lluvias muy propias, algo característico del séptimo mes del año y cuando comienza la temporada ciclónica que se extiende hasta el 30 de noviembre.

Especialistas del Centro del Clima, del Instituto de Meteorología de Cuba, confirmaron que julio es caluroso y con lluvias muy propias, algo característico del séptimo mes del año y cuando comienza la temporada ciclónica que se extiende hasta el 30 de noviembre.
 
Incluso, es el que menos precipitaciones aporta al período lluvioso en el país.
 Durante esa etapa, una de las cualidades del  verano en el hemisferio norte, se produce un notable incremento de la intensidad del Anticiclón del Atlántico y de su influencia sobre la Isla.
 
En la práctica ocurre una notable reducción de los aguaceros en comparación con mayo.
 
No obstante, caen chubascos y tormentas eléctricas, principalmente durante la tarde y primeras horas de la noche, asociados al paso de sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas, las bajas tropicales, y el calentamiento diurno.
 
Por eso, el índice de precipitaciones debe estar cercano a lo normal en las regiones occidental y oriental o por encima en la  central.
 
A su vez, la temperatura media experimenta un incrementa en relación con junio y es frecuente que sea sumamente calurosa, en  uno de los dos meses cuando más suben los termómetros. El otro es el próximo: agosto, cuando la canícula se pone casi insoportable.
 
Un hecho evidente es que en los últimos 10 años se ha comportado más caliente que lo cotidiano.