Coincidencias y diferencias del 1ro de mayo en Cuba

Coincidencias y diferencias del 1ro de mayo en Cuba"Inútil era rogarle que moderara sus esfuerzos y atendiera su salud. Era lo único en que este militante modesto, dócil y disciplinado, desatendió los ruegos de sus compañeros y las exhortaciones de su Partido (…) No venimos propiamente a enterrar a un muerto, venimos a depositar una semilla.", aseguró Fidel Castro Ruz en el sepelio del capitán de la clase obrera, Lázaro Peña González.

Y la sentencia del Comandante en Jefe de la Revolución reverdece en los surcos preñados de este 1ro de mayo, por donde desfilarán, simbolizados en distintas generaciones de cubanos, líderes como Aracelio Iglesias Díaz, Jesús Menéndez Larrondo y el entonces secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), quien dedicó sus últimos esfuerzos a la preparación de aquel trascendental XIII Congreso.

Pobres, negros, comunistas y líderes sindicales incorruptibles, unieron en una misma historia estos valientes hombres que, para defender las reivindicaciones de los trabajadores explotados, se enfrentaron a los gobiernos entreguistas de turno y empresas norteamericanas.

Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias fueron asesinados a balazos por la espalda. La vida de Menéndez, dirigente obrero del sector azucarero, fue segada el 22 de enero de 1948 por el esbirro Joaquín Casillas Lompuy. Y la tarde del 17 de octubre de ese mismo año, otro Joaquín ,el pistolero a sueldo Aubí, y sus compinches, dispararon cuatro veces a traición contra el estibador y líder portuario, Aracelio.

Ambos sindicalistas lucharon por el aumento de los magros salarios obreros y por la jornada de ocho horas de labor. Menéndez batalló por el “diferencial azucarero”, cuya cláusula de garantía obligó a las empresas explotadoras incluirlo en el convenio azucarero de los años 1946 y 1947 con los Estados Unidos.

El Capitán de la clase obrera, Lázaro Peña, sobrevivió a las tiranías de Gerardo Machado y Fulgencio Batista, y en 1961, durante el XI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) fue elegido secretario general, y continuó cada 1ro de mayo -hasta su muerte- fortaleciendo la unidad del pueblo trabajador para defender aquellos sueños que la Revolución hizo realidad.

Por eso, en Cuba, el Día Internacional de los Trabajadores es fiesta y compromiso para conquistar nuevos triunfos productivos y sociales.

Antes de 1959, las manifestaciones pacíficas para reclamar trabajo, aumento salarial, escuelas para los niños, hospitales y médicos para las familias desamparadas y comida para mitigar la desnutrición mayoritaria de la población… eran reprimidas en la Isla con palos, chorros de agua y gases lacrimógenos… como todavía ocurre en no pocos países de este y desigual planeta. (Por Rolando Sarmiento Ricart/Colaborador de Radio Cadena Agramonte. Foto: Archivo)