Educación vial, prioridad para santacruceños

Velar por el desarrollo conciente de la disciplina vial va desde el propio hogar, donde la influencia de la familia es preponderante, hasta los centros de trabajo y escolares.

Imágenes en Facebook

Equivale a que todos: choferes y peatones, alcancemos la cultura requerida para evitar accidentes de tránsito, triste suceso por el cual cada año muchos hogares quedan enlutados de por vida, por contravenciones que bien pudieran evitarse.

Es fructífero concebir más espacios para la divulgación y el intercambio de experiencias sobre el tema, donde se hagan análisis y estudios de la ley número 109 Código de Seguridad Vial, vigente en el país desde el 16 de marzo de 2011.

En ella se agrupan las infracciones según su peligrosidad, cuantía y puntuación correspondiente a cada una de ellas; el total de puntos que determina la suspensión de la licencia de conducción y lo relacionado con la advertencia preventiva, requisitos para imponerla y su control.

Santa Cruz del Sur posee una Escuela de Vialidad y Tránsito, cuyos cursos se imparten en beneficio de los que se inician (mayores de 18 años), la recalificación de conductores profesionales, así como aquellos que al servicio de Comunales y Tiro de pasajeros, laboran en vehículos de tracción animal.

“Trabajamos con la guía establecida donde están recogidos 140 aspectos fundamentales, y el Código de Seguridad Vial, vigente. Esta tarea está muy ligada a los intereses de la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en la localidad, para no dejar de poner en práctica en las calles, carreteras y autopistas estas útiles enseñanzas”, aseveró Juan Núñez Mesa, instructor del plantel, radicado en la Dirección Municipal de los CDR (Comités de Defensa de la Revolución).

Aunque todas las vías por estos lares están señalizadas todavía se producen violaciones. Resulta de extremo cuidado respetar las normas de convivencia, lo que demuestra algo: queda mucho por hacer para promover una cultura vial en los organismos e instituciones, centros de trabajo y estudiantiles, pero con especial énfasis entre los choferes, pasajeros y peatones. La Educación del ciudadano es un instrumento eficaz para evitar accidentes. (Raúl Reyes Rodríguez/ Radio Santa Cruz)