Finca santacruceña ya alcanzó la triple excelencia

Finca santacruceña ya alcanzó la triple excelenciaDonde se entrelazan el principio y el fin, en uno de los barrios de pueblo Mocho, emplazado en la comunidad rural Flor de Mayo, del municipio Santa Cruz del Sur, atiza su ascenso productivo el patio Ari, quien es ya un fértil portento de la Agricultura Urbana local.

Imágenes en Facebook

Quien sólo lo conozca por referencias, no puede imaginar, aunque se le describa, cada detalle de esta media hectárea explotada hace casi diez años, donde habita Lázaro Castillo Santos, su esposa e hija Arianna, quien ahora estudia en la Escuela Vocacional Máximo Gómez Báez, y gracias a su patronímico fue bautizado el terreno.

Sacrificarse es el precio del éxito durable en todo, por eso Castillo, aunque con severas restricciones físicas, debido a un accidente, no se tiró a morir, ni a mirar el techo del hogar desde la cama.

“Le puse las manos, el cuerpo y el alma a este pedazo, tomándome mis tiempos para descansar, porque nunca más he podido hacer las cosas como un persona sana… pero ya usted puede sacar conclusiones. Cuando uno se empeña en algo lo conquista”.

No hay vecino que no conozca la historia del Ari, donde el dueño nada más admite efímeras treguas cuando ha sentido dolencias en la columna vertebral. Y como para él esto no se convierte en inconveniente, las responsabilidades productivas las cumple según lo convenido.

El pasado curso escolar triplicó los aportes de hortalizas a dos Escuelas de Enseñanza Media Básica: 28 de septiembre (carácter interno), Asamblea de Santa Cruz y el plantel primario Algérico Lara, además cumplió los envíos hacía una Casa de Abuelos. “Con anterioridad les había aportado más de cuatro mil 700 libras de verduras y en ese período sobrepasé las 12 mil 500”.

Como lo acordado no se infringe, ha suministrado hasta el momento más de mil 600 libras de vegetales frescos.

Bajo una manta negra hay 24 canteros semiprotegidos, unos recién cultivados y otros próximos a recolectar, preservando las mejores semillas, porque la continuidad se prioriza. La acelga, lechuga, col china y la col repollo, remolacha y la zanahoria, saldrán de esos uniformes montículos. “Aunque unos meses antes estos mismos canteros produjeron, además, tomate y ají pimiento”, atestigua este probado trabajador

Durante el recorrido 63, donde estaban presentes máximos directivos de la Agricultura Urbana a instancia nacional, le dejaron a Lázaro como tareas: fomentar la habichuela Cuba 98 e introducir el plátano Cueto INIFAT. Como la pereza no es propia de los hijos del campo, Castillo no se quedó con los brazos cruzados, dándole cumplimiento a estos quehaceres.

La constancia en la faena tiene resultados bien reconocidos en el quehacer productivo. Este efecto le permitió a Lázaro recibir el diploma que lo hace merecedor de la Triple Excelencia o Triple Corona, condición que ya posee La Fela, en esta cabecera, bajo la tutela de Eric Quintero.

“Esta categoría me da fuerzas para continuar. Fui una persona que caí en cero, tras el accidente, pero estoy enamorado de esta labor, y no voy a desprenderme, ya estoy casado con ella”.

En el Ari, donde quiera que se mire hay alimentos en crecimiento, mientras otros se recolectan, intercalándose el frijol, habichuelas, tomate y pepino, siempre acompañados por el maíz, una barrera biológica a tener en cuenta.

Variedades de peces como las tilapias de río y la roja, carpas y clarias, conviven en amplios estanques para el consumo familiar y de la propia vecindad. ¿Qué cantidad consideras que hay?, inquiero. “¡Ay reportero!, contesta el agricultor, es eso incalculable… Les echaré pan… observe”.

Ha recibido un sistema de riego por aspersión con su turbina para media hectárea, y en la tienda donde son atendidos estos productores, ha adquirido mangueras y pequeños aspersores, lo cual permite darles la atención que requieren los sembradíos.

No nos fuimos sin tomar una exquisita taza de café, bebida preparada en la eficiente cocina alimentada por un biogás, sistema que funciona con el excremento de los cerdos y productos alimentarios descompuestos.

Lázaro Castillo Santos vive feliz de ser “una persona útil en la esfera social, esto me enorgullece. Ari tendrá derecho a una cuarta corona… voy a sobresalir más en mi cometido productivo”. (Raúl Reyes Rodríguez/ Radio Santa Cruz)