Estados Unidos inició vuelos de espionaje sobre Siria

Estados Unidos inició vuelos de espionaje sobre Siria Washington, 28 ago .- Estados Unidos inició la realización de vuelos de espionaje sobre Siria, una acción que pudiera desembocar en ataques aéreos contra posiciones del Estado islámico (EI) en esa nación, aseguraron funcionarios gubernamentales.

El presidente Barack Obama dio luz verde a la realización de estas acciones, si bien el gobierno de Damasco alertó sobre la necesidad de coordinar tales incursiones que pudieran ser consideras un acto de agresión y contrarias al principio de soberanía.

De acuerdo con la Casa Blanca, el mandatario aún no ha decidido emprender acciones militares dentro de la nación levantina.

Sin embargo, un funcionario que solicitó el anonimato, explicó que el gobierno necesita información confiable de inteligencia procedente de ese territorio y describió los vuelos de reconocimiento como una vía importante para conseguirla, citó el sitio digital US News and World Report.

Las fuerzas armadas norteamericanas utilizarán en esta misión aviones teledirigidos (drones) y aeronaves tripuladas de exploración, entre ellas posiblemente el avión espía U-2, detalló la víspera el diario The New York Times.

Según el periódico, esto constituye un paso significativo hacia una acción militar directa de Estados Unidos contra Siria, una intervención que alteraría la situación en el campo de batalla de la contienda que tiene lugar en la nación levantina desde hace tres años.

Sin embargo, una creciente preocupación de los asesores de la Casa Blanca es cómo golpear a los extremistas que promulgaron la constitución de un califato en territorios de este país y del vecino Iraq, sin que esto sirva de ayuda a las fuerzas leales al presidente Bashar Al-Assad.

Funcionarios de la administración indicaron que Estados Unidos no notificará a las autoridades de Damasco sobre estos vuelos y reiteraron que Obama no quiere que estas acciones aparezcan ante la opinión pública como un respaldo al Gobierno sirio.

Como resultado, el mando militar estadounidense prepara opciones militares para golpear a las agrupaciones del EI en áreas aledañas a la frontera entre Iraq y Siria y evitar en lo posible los ataques en la profundidad de esta última.

Para eso, la aviación pudiera volar desde la parte iraquí del límite fronterizo y disparar contra blancos en territorio sirio con el empleo de armamentos de gran alcance y precisión, sin necesidad de penetrar en esa nación, añadió el Times.

Además, el Pentágono tratará de interferir los sistemas de defensa antiaérea de Siria, lo que según el rotativo, pudiera obstaculizarles la detección de la presencia de los aviones estadounidenses en su espacio aéreo.

La Casa Blanca también toma medidas para incrementar el apoyo a las bandas armadas que intentan derrocar por la fuerza al presidente Al Assad y que los servicios de inteligencia estadounidenses consideran moderadas, precisó la fuente. (PL)