Ratifican FARC-EP compromiso con proceso de paz

La Habana, 3 oct. -La delegación de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) ratificó hoy su compromiso con el proceso de paz y afirmó no ser responsable de las demoras suscitadas en los Diálogos, que transcurren en esta capital.

Al presentar el primer informe sobre las pláticas iniciadas en noviembre último, Iván Márquez, jefe del equipo insurgente, dijo que el aducido retraso en el debate sobre el tema de participación política se debe a la necesidad, convenida por las partes, de acordar instrumentos que harán más cercana la posibilidad de consensos.
   
Las tardanzas derivadas de variar el orden de discusión temática de la agenda se debieron, en todo caso, a la urgencia de analizar otros asuntos de interés nacional, por lo cual no son responsabilidad de las FARC-EP y no deben tomarse como factor para reclamarles una celeridad que no ha faltado, remarcó.
   
Luego de concluir el pasado ciclo de conversaciones, Humberto de la Calle, líder de la delegación gubernamental, calificó de importante lo alcanzado hasta el momento, aunque lo calificó de insuficiente.
   
Sin violar el acuerdo de confidencialidad -respetado rigurosamente por las partes hasta el momento-, Márquez resumió que los asuntos tratados se refieren a las iniciativas impulsadas de manera unilateral por el Gobierno sobre la conformación de un marco jurídico, y para la legitimación de un eventual compromiso de paz.
   
Otro tema abordado fue la necesidad de esclarecer la verdad histórica del conflicto social y armado de Colombia, con el objetivo de identificar y resarcir a las víctimas de este, para lo cual las FARC-EP proponen la conformación de una comisión de la verdad, con participación internacional.
   
El vocero insurgente se refirió a los acuerdos en el tema de desarrollo rural, y expresó confianza en la voluntad del Gobierno de encontrar salidas a temas esenciales para la transformación del campo.
   
Las partes iniciaron hoy el decimoquinto ciclo de debates en su sede permanente del Palacio de Convenciones de La Habana, diálogos que tienen a Cuba y Noruega como garantes y el acompañamiento de Chile y Venezuela.(AIN)