Único en la economía cubana que reduce emisión de gases de efecto invernadero

El único sector económico del país que ha contribuido en los últimos años a reducir el total de emisión de gases de efecto invernadero es el forestal, destacó en La Habana el Doctor en Ciencias Arnaldo Álvarez Brito, investigador titular del Instituto de Investigaciones Agroforestales, perteneciente al Ministerio de la Agricultura.

Álvarez Brito precisó a Granma que cada dos años (desde 1990) se realiza un balance de emisiones y el último análisis comprende hasta el 2004, fecha en que se comprobó el incremento del 20 % en la remoción de carbono atmosférico respecto a 1990 en el sector.

El balance de emisiones "constituye un proceso de inventarios donde se registra, por una parte, la emisión de gases de efecto invernadero y, por la otra, lo que se remueve en términos de carbono atmosférico. Entonces se establece una relación matemática, de manera tal que a lo emitido se le resta lo removido".

Si el resultado es positivo, quiere decir que se emite más de lo que se remueve y tiene un impacto negativo para el medio ambiente, al convertirse el sector en una fuente de gases de efecto invernadero. Visto así, resultado del balance e impacto resultan en este caso inversamente proporcionales. "El sector forestal es un sumidero de esos gases, al alcanzar un balance negativo", dijo.

Grisel Acosta, oficial en la esfera de Medio Ambiente y Energía del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, declaró que nuestra nación es una de las mejor preparadas para enfrentar los efectos del cambio climático y posee una importante carpeta de proyectos en esa dirección. Y resaltó además los conocimientos científicos acumulados y la capacidad de integración de los diferentes actores en la geografía nacional.