Cuba inicia campaña tabacalera en conocidas vegas de Vueltabajo

Pinar del Río, Cuba, 6 sep. – Los vegueros de Vueltabajo, cuna del mejor tabaco, iniciarán mañana el riego masivo de los semilleros, en el comienzo de la campaña 2012, la cual se extenderá en Cuba hasta el venidero año.

Las faenas se generalizarán aquí en todos los sitios dedicados a ese cultivo, declaró a Prensa Latina el Máster en Ciencias Enrique Cruz, director del sector en el occidental territorio.

Ese laboreo en los plantíos antecede a las siembras de la solanácea, previstas para la segunda decena de octubre.

Conocida antiguamente como Vueltabajo, Pinar del Río aporta el 70 por ciento de la producción nacional de la hoja y la mayoría de las capas usadas para vestir los Habanos, de prestigio mundial.

El inicio de la contienda anima nuevamente las vegas de la región, donde crece la aromática planta desde épocas inmemoriales.

Típico de la demarcación, el cultivo tabacalero data del período precolombino y fue fomentado aquí por inmigrantes canarios.

De las tierras de esta zona, distante 140 kilómetros de La Habana, sale la materia prima para la elaboración de reconocidas marcas como Vegas Robaina, sello que reverencia al labriego Don Alejandro, fallecido en 2010.

Suelos óptimos, favorable clima y la destreza de los guajiros, garantizan excelentes y abundantes cosechas en localidades como San Luis y San Juan y Martínez, aseguró Cruz.

En las fincas convergen sabiduría popular y novedosas tecnologías, las cuales son avaladas por centros investigativos de la isla

Sólo con la aplicación de la doble hilera es posible incrementar hasta en un 26 por ciento el número de plantas dentro de una misma superficie, mientras el rendimiento crece en igual proporción, son provechos indiscutibles, comentó a Prensa Latina Nelson Rodríguez, director de la Estación Experimental del Tabaco.

De esta manera -añadió- ascienden los volúmenes productivos sin necesidad de incorporar nuevas áreas a la campaña, ni más campesinos para garantizar su cuidado.

Destinada a preservar los suelos, la metodología de la labranza cero es fomentada también por los cultivadores, con premisas como la utilización de abonos orgánicos sin remover la tierra, explicó el experto.(PL)