Desarrolla Camagüey variedades biofortificadas de varios alimentos

Desarrolla Camagüey variedades biofortificadas de varios alimentosCamagüey, 3 jul.- Resultados investigativos de especialistas de varias provincias, posibilitan trabajar en Camagüey por el desarrollo de variedades biofortificadas de arroz, frijol y boniato, a partir del mejoramiento genético que les enriquece con hierro, zinc y betacarotenos.

Los camagüeyanos lograron por cruzamiento y selección genética, desarrollar la variedad de arroz IACUBA 30, simiente que cumple requisitos para el fomento en plantaciones de agricultores no especializados por requerir bajos insumos de agua y fertilizante.

En la provincia se siembran anualmente unas 300 hectáreas de esa variedad, anualmente, con buen rendimiento agrícola y resistente a plagas y enfermedades y es favorable su adaptación a suelos salinos, demostrado en los municipios costeros de Nuevitas y Santa Cruz del Sur.

La IACUBA-30 contiene altos niveles de hierro y zinc, favorables para combatir la anemia, y en la Estación se evalúan otras tres variedades biofortificadas, las que también son reconocidas como muy efectivas para la obtención del arroz integral que se incorpora en las dietas macrobióticas.

En el caso de la variedad de boniato biofortificado, desarrollado por el Instituto Nacional de viandas Tropicales (INIVIT) su fortaleza está en su riqueza de betacarotenos que presenta, una proteína que, al ser ingerida, se transforma en vitamina A y ayuda, además, a su fijación.

Estudios científicos confirman que este componente puede reducir las probabilidades de ataques cardíacos, funciona como un antioxidante liposoluble y aumenta la eficiencia del sistema inmunológico.

En cuanto a la variedad de fríjol negro lograda mediante procederes genéticos en Holguín, también es rica en hierro y zinc, nutritiva y de muy buenos resultados en la dieta de las embarazadas y de personas con problemas de anemia, por los minerales que incorpora al organismo.

La obtención de estas variedades y sus efectivas cosechas posibilitaron a especialistas del Instituto de Investigaciones de los alimentos, elaborar un grupo de renglones alimenticios a partir de harina y pastas de arroz, boniato y frijoles, como galletas, pan, panqué, dulces, muy saludables y nutritivos. (Raysa Mestril Gutiérrez/ Radio Cadena Agramonte).