Donativos como expresión de amistad

Alberto Núñez
alberto.enb@granma.cip.cu

No medimos el impacto financiero de las donaciones que nos llegan del exterior. Valoramos sobre todo la voluntad de tender la mano amiga, humanitaria para complementar nuestros esfuerzos, que son los más importantes, en el empeño de recuperarnos de los daños ocasionados por los recientes fenómenos meteorológicos.

Así afirmó Ricardo Guerrero, viceministro para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica, durante la Mesa Redonda Informativa de ayer en la cual informó que hasta el presente Cuba ha recibido 230 ofrecimientos de ayuda en especies, efectivo y proyectos de cooperación procedentes de 63 países e instituciones. Tal oferta asciende a 30,5 millones de dólares.

Añadió que de esa cifra ha arribado al país alrededor de un millón de dólares en recursos y dos millones en financiamiento.

El Viceministro desmintió el rumor malsano acerca de que los productos y artículos provenientes de la ayuda de gobiernos y pueblos amigos, organizaciones internacionales, no gubernamentales y religiosas se estén vendiendo en las tiendas recaudadoras de divisas.

Dijo que las donaciones llegadas a nuestro país son expresión de amistad y hermandad, y se destinan gratuitamente a los lugares y pobladores más perjudicados por los huracanes Gustav y Ike.