Alerta Cuba sobre consecuencias mundiales de una intervención en Siria

Alerta Cuba sobre consecuencias mundiales de una intervención en SiriaGinebra, 28 feb.- Cuba advirtió hoy que una guerra civil en Siria, o una intervención de fuerzas extranjeras, pueden imponer graves consecuencias para toda la humanidad y, en particular, para la convulsa región del Medio Oriente.

Al hablar en el debate del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la nación árabe, el embajador cubano Rodolfo Reyes, afirmó que su país apoya la búsqueda de una solución política a la crisis actual, con pleno respeto a la soberanía e independencia de Siria.

Reyes calificó como particularmente alarmantes los llamados de aquellos que promueven un cambio de régimen y apuestan por el uso de la fuerza y la violencia, en lugar de contribuir al diálogo y la negociación entre todas las partes.

"El papel de la comunidad internacional, en este momento de dificultad de un Estado miembro de la ONU, es prestar ayuda para salvaguardar la paz y la estabilidad en ese país, no incitar a acciones que provocan la muerte, el delito, las agresiones a personas inocentes y la inseguridad ciudadana", dijo.

Añadió que su país sigue con atención la situación en Siria y su repercusión internacional, consciente de que la información disponible es fragmentada, imprecisa y objeto de frecuente manipulación.

"Cuba comparte la preocupación por las pérdidas de vidas inocentes en cualquier parte del mundo. Pero nuestro país rechaza categóricamente que se les intente atribuir selectivamente, de conformidad con los intereses de un grupo de potencias", expresó.

Hacerlo, dijo, sólo propicia la intervención extranjera y las aventuras bélicas, que siembran la destrucción y multiplican las muertes.

El diplomático cubano alertó que no son los derechos humanos la motivación genuina de este nuevo debate en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Señaló diversos ejemplos para demostrarlo, entre ellos la postura de algunos miembros de la OTAN en el Medio Oriente y los injustificables bombardeos a que dio lugar la manipulación de la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad.

Reyes citó también la matanza de civiles inocentes, el asesinato de un jefe de Estado y la aceptación y el silencio cómplice frente a las acciones de Israel contra el pueblo palestino.

Teniendo en cuenta las experiencias y precedentes a partir de casos recientes, en los que se ha evidenciado la manipulación de la Carta de la ONU y el doble rasero en la conducta de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN, reiteramos nuestro rechazo ante cualquier intento de socavar la independencia, soberanía e integridad territorial de Siria, declaró el embajador cubano.

Cuba reitera que la cooperación internacional, basada en los principios de objetividad, imparcialidad y no selectividad, es el único camino para la promoción y protección efectivas de todos los derechos humanos.

Al mismo tiempo expresa su confianza en la capacidad del pueblo y del gobierno sirio para resolver sus problemas internos, sin injerencia extranjera, y exige el pleno respeto a la libre determinación y a la soberanía de ese país árabe. (PL).