Agradece embajador norcoreano Medalla de la Amistad

La Habana, 4 ene. – Kwon Sung Chol, embajador de la República Popular Democrática de Corea en Cuba, recibió hoy la Medalla de la Amistad, gesto que consideró muestra del aprecio del pueblo cubano por los excelentes vínculos bilaterales.

En ceremonia solemne, en la sede de la Cancillería, el diplomático recibió la distinción, otorgada por acuerdo del Consejo de Estado, de manos de Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, en reconocimiento a sus destacados esfuerzos por estrechar los lazos de cooperación y ayuda mutua.
   
Sung Chol, quien finaliza su misión en esta capital, agradeció al Partido Comunista y autoridades de la Isla por el gesto, y aseguró que su país continuará ofreciendo total apoyo a la nación caribeña en la salvaguarda del socialismo y en su lucha contra el imperialismo.
   
Declaró que el duelo oficial decretado por el Gobierno cubano ante el fallecimiento del líder Kim Jong Il, y el mensaje de sinceras condolencias enviado por el Presidente Raúl Castro a Kim Jong Un, máximo dirigente del pueblo coreano, demuestran la hermandad y la integridad moral que identifican a las relaciones entre ambos países.
   
Agradezco al estimado compañero Fidel Castro, señaló, quien en sus reflexiones, con lucidez y con la firmeza de sus principios revolucionarios, ha expresado su solidaridad al pueblo coreano.
   
Contrariamente al deseo del imperio, Cuba continúa avanzando por un camino victorioso, y así lo testimonian, dijo, la adopción unánime de la resolución sobre el bloqueo norteamericano, en la Asamblea de las Naciones Unidas, y la participación de la Isla en la fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
   
El vicecanciller Marcos Rodríguez Costa, al fundamentar los motivos de la condecoración, expresó que es un reconocimiento a la importante contribución que, con su espíritu fraterno y amigable, ha realizado Kwon Sung Chol al estrechamiento de los lazos entre los dos Estados.
   
Comentó que sus vínculos con la Ínsula datan de 1973, cuando arribó para cursar estudios en la Universidad de La Habana, relaciones que cultivó durante el ejercicio de diversos cargos en la Cancillería de su país.
   
Hemos sido testigos, subrayó, de su activa participación en importantes acontecimientos, como la celebración por el aniversario 50 de las relaciones bilaterales, la firma de valiosos acuerdos, y una mayor coordinación política en el ámbito de los organismos internacionales.
   
A usted y a su familia le ratificamos nuestra inmensa gratitud y el gran honor que ha significado para nosotros contar con su ejemplar conducta y actitud, dijo Rodríguez Costa.
   
En el acto, también se encontraban presentes otros funcionarios cubanos, además de una representación del cuerpo diplomático acreditado en La Habana, y del personal de la embajada de Corea Democrática.(AIN)